Endeudados con la sociedad, así terminan su gestión los diputados que integraron la LXIII Legislatura Estatal, pues en su conjunto no concretaron una labor satisfactoria, señaló el presidente del Colegio de Abogados del Estado, Rogelio Ruiz Esparza Gómez.

Consideró que el trabajo desarrollado fue apenas lo mínimo para justificar su paso por el Congreso del Estado, ostentando la representación popular de Aguascalientes, y sus necesidades elementales en materia legislativa.

Es decir, “si aprueban, lo hacen con lo mínimo” y eso gracias a que algunos perfiles sí se empeñaron más en su quehacer ya sea porque fue el dictado de sus bancadas o porque con ello demostraron que tenían más preparación para la responsabilidad que la ciudadanía les confirió.

Cauto, el líder gremial precisó que no hay descalificación para quienes integraron el pleno de un poder del Estado, pues la institución es respetable y fundamental en la vida de Aguascalientes y su Estado de Derecho.

No obstante, y sin el afán de molestar ni juzgar a nadie, “esta Legislatura no tuvo una labor satisfactoria como conjunto y varios diputados definitivamente no hicieron la labor que les correspondía”.

En ese contexto, expresó que con la vista al frente lo que se advierte para la próxima legislatura que se instalará el próximo 15 de septiembre, es que tendrán un desafío importante tanto en calidad como en cantidad de trabajo.

Y es que el rezago que les heredan, con iniciativas guardadas en el cajón hace varios años, no es cualquier cosa como tampoco lo es retomar temas añejos para determinar qué fin van a tener y cómo se dictaminarán, a la par de que están surgiendo temas nuevos, importantes y algunos incluso urgentes.

Ruiz Esparza Gómez expresó su confianza de que la nueva Legislatura pueda demostrar mayor capacidad de trabajo de la que dejan los diputados que van de salida, de los cuales “sólo unos cuantos hicieron su trabajo”.

El voto de confianza está depositado en ellos, por lo que no hay que anticiparse, sino ver su desempeño en los próximos meses y, en su caso llamar su atención y recordarles que tienen que superar por mucho lo que está dejando la LXIII Legislatura.