Ayer, en sesión plenaria del Congreso, con 14 votos a favor y 13 en contra, se evitó la eliminación del Impuesto Sobre la Nómina, iniciativa propuesta por la propia diputada Citlalli Rodríguez González. De los 14 votos, 13 son del PAN y uno de Jesús Morquecho Valadez, de Encuentro Social.
La diputada Rodríguez cuestionó a sus compañeros panistas la permanencia del ISN, a pesar de ser un impuesto que rechazan las empresas, porque la recaudación no se destina al impulso de proyectos productivos, y porque a la IP le resulta una carga onerosa.
En el debate, la promovente censuró acremente los argumentos de los aliados del impuesto; “es falso que el ISN ha permitido elevar la contratación formal, la instalación de nuevas empresas o detonar el empleo; no dan datos duros que sustenten su afirmación”.
La legisladora señaló que sólo en el discurso, el ISN “ha permitido concretar la creación de parques industriales para estimular la inversión, y contribuir a la generación de empleos mediante la modernización y el crecimiento industrial”.
“Karina Eudave acaba de ingresar una iniciativa para exentar en 25% el ISN y el dictamen que rechaza la eliminación del impuesto, no contempla ni una sola propuesta, sólo críticas”, añadió.
“El documento señala que dicho impuesto representa un 86% total del rubro de la recaudación de Impuestos del Estado, cuando en realidad es un 3.43% de los ingresos totales y un 22.45 de los impuestos propios. Afirman que sufriremos un impacto en las participaciones federales y ni siquiera nos presentan una corrida financiera del impacto”, aseguró la diputada.
Continuó: “Lo más grave es que dicen que los recursos del ISN fueron destinados al Fondo de Financiamiento para el Progreso de Aguascalientes y he aquí otro extrañamiento a las cifras, pues no hay correlación entre los 666 millones de pesos que se pretenden recaudar este año, contra los 190 millones que recibe el fondo Progreso”.
Recordó que a los empresarios se les presentó el ISN alegando que sería utilizado para proyectos productivos, y que terminó en actos de corrupción como el Estadio Victoria, edificios inconclusos, compras millonarias de terrenos que hoy están abandonados y una andana más de proyectos falsos. Afirmó también que los empresarios han manifestado su inconformidad por el gravamen. “El Plan Sexenal de Desarrollo no contempla programas claros y determinados para ello, ni siquiera para aumentar el salario de los trabajadores, una de las principales propuestas panistas”.
Finalmente, cuestionó a los diputados empresarios si pagan correctamente el ISN. “Imagino que si no pagan, votará porque no se derogue dicho impuesto”.