El gobernador Martín Orozco Sandoval se dijo contrariado por la respuesta que se ha tenido por parte de un grupo de diputados locales, quienes se han mostrado renuentes a revocar esa prerrogativa a pesar de que a ellos no los tocaría.

Resulta inexplicable, dijo, que el legislativo no quiera quitar el fuero del Ejecutivo “cuando lo lógico era al revés y eso no lo entiendo, pero ustedes sí”, recalcó el gobernador, para luego aseverar que es con los diputados donde está atorado el tema que “lo he dejado muy a su consideración e incluso he dado mi punto de vista en corto con ellos”.

Quitar el fuero al resto de servidores públicos incluyendo a los más altos rangos es necesario, pero en la iniciativa no se ha incluido ni a diputados ni a los miembros del Poder Judicial, con la idea de preservar la libertad de expresión y la libertad de tribuna.

Lo que debe tomarse en consideración es que retirar el fuero fue un compromiso de su campaña y “a 2 años 7 meses que me quedan, el tema es revisar cada uno de los puntos prometidos en la campaña y éste es uno, una teoría del partido durante muchos años, de varios diputados también, pero es un compromiso para ellos”, sobre todo si se toma en cuenta que en muchos estados del país ya no se tiene esa privilegio.

En otro tema, Orozco Sandoval opinó sobre la conformación de la Asociación de Alcaldes de Aguascalientes, así como lo han hecho los gobernadores de Acción Nacional en el país a través de la GOAN, aunque debe quedar claro, dijo, que “cuando el objetivo sea el municipio o el estado, bien, pero si los motivos son otros entonces la realidad es que les podría salir mal”.