Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Diputados federales aprobaron el dictamen de Ley de Ingresos para 2018, que contempla un ajuste a la alza en el cobro del Impuesto sobre la Renta (ISR) a personas físicas.
De acuerdo con la propuesta, avalada por la Comisión de Hacienda y que será turnada al pleno, la modificación se debe a que la inflación rebasó el 10 por ciento desde el último ajuste en diciembre de 2013.
Así, la estimación de ISR para el año entrante arrojará ingresos adicionales por casi 4 mil millones de pesos.
“Es importante destacar que conforme al artículo 152 de la Ley del Impuesto sobre la Renta se prevé que la tarifa de las personas físicas se debe actualizar una vez que la inflación acumulada supere el 10 por ciento desde la fecha en la que se actualizó por última vez.
“Dicha actualización entrará en vigor a partir del 1 de enero del ejercicio siguiente en el que se haya presentado el mencionado incremento”, cita el proyecto de adenda que fue aprobado por los legisladores.
El documento explica que en enero de 2017 la inflación acumulada desde diciembre de 2013 habrá excedido el 10 por ciento, por lo que la tarifa aplicable a las personas físicas deberá actualizarse a partir del 1 de enero de 2018.
En la iniciativa original del Ejecutivo no estaba considerada la actualización del ISR.
Además de este ajuste, los legisladores modificaron el tipo de cambio que pasará de 18.10 pesos por dólar a 18.40 pesos por dólar, mientras que el precio de barril de petróleo pasará de 46 a 48.5 dólares.
Con estos ajustes, se lograrán ingresos adicionales por 43 mil 291.4 millones de pesos, cifra cercana a los 48 mil millones de pesos que el Presidente Enrique Peña Nieto estimó se requerirán para la reconstrucción por los terremotos de septiembre.