Al llamar a la ciudadanía de Aguascalientes a blindar sus datos personales y evitar un fraude financiero, el subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, reveló que los datos que buscan los defraudadores son nombres, direcciones, números telefónicos, Registro Federal de Contribuyentes (RFC), números de cuentas bancarias, número de tarjetas, claves de acceso y NIP.
Aseveró que se vive la era de la tecnología y digitalización, la cual es fascinante, ya que facilita trabajos y trámites, sin embargo, al incrementarse los accesos tecnológicos en los servicios financieros y abrirse todo un abanico de opciones a los usuarios, aumentó el riesgo de ser víctimas del robo de datos y de fraude financiero.
El funcionario explicó que los fraudes financieros son acciones que una persona realiza con el fin de obtener un beneficio propio a costa de dañar la economía de otra. La mayoría de éstos se producen por el apoderamiento de los datos personales.
Con ellos, los delincuentes consiguen acceder a cuentas bancarias, cobrar cheques, retirar dinero de un cajero automático, solicitar créditos, realizar compras en línea e incluso, tramitar algún documento oficial.
Cuando esto sucede, no sólo se pierde dinero, también se daña la reputación financiera, ya que si solicitan un crédito a su nombre, sin que se den cuenta y por consiguiente nunca se paga, empaña el historial crediticio y es probable que en el futuro las instituciones financieras se nieguen a otorgar algún préstamo.
En casos más graves se pueden tener problemas con las autoridades, derivados de algún fraude o infracción que el ladrón cometa a nombre de otro, toda vez que por lo general, a las víctimas les lleva mucho tiempo darse cuenta de que su identidad ha sido robada y cuando se percatan, el ladrón ya ha hecho estragos.
Ante ello, la ciudadanía debe conocer las herramientas necesarias para evitar ser víctima de robo de identidad y por consiguiente, de un fraude financiero:
• No realizar compras o transferencias electrónicas en computadoras de uso público, o en sitios que no cuenten con el protocolo de seguridad y un candado cerrado en la barra de direcciones.
• No responder ningún correo sospechoso o mensajes de remitentes desconocidos que dicen haber ganado un premio, viaje o sorteo.
• Recordar que ninguna institución financiera solicita datos personales a sus clientes para la verificación de sus cuentas.
• No compartir contraseñas, sobre todo bancarias.
• Al realizar un pago, nunca perder de vista la Terminal Punto de Venta, para evitar un doble cargo o que la tarjeta sea clonada.