Por FRANCISCO VARGAS M.

Tarde histórica fue la que se vivió este sábado en la Plaza “Las Ventas” de Madrid, ya que después de 46 años, cuando Sebastián “Palomo” Linares, le cortó el rabo al toro “Cigarrón”, número 21 con 566 kilos de la ganadería de Atanasio Fernández, nuevamente se concedió un rabo en el coso venteño, mismo que fue otorgado al rejoneador Diego Ventura, quien cortó un total de cinco orejas y el rabo antes mencionado; mientras que Andy Cartagena cosechó dos apéndices para salir ambos en hombros y abrir la ‘Puerta Grande’ al final de esta corrida que pasa ya a la historia.
Con un lleno total en lo que fue la trigésima tercera Corrida de la Feria de San Isidro 2018, en este gran mano a mano de rejoneadores, se jugaron toros de la ganadería de Los Espartales, correctos de presentación, destacando entre ellos el segundo y de manera especial el cuarto de nombre “Biemplantao”, herrado a fuego con el número 37.
Andy Cartagena en su primero cortó una oreja, en el otro escuchó ovación, y a su tercero le tumbó una oreja.
Diego Ventura, quien tuvo una tarde magistral haciendo el “Arte de Marialva” montando a su estupenda cuadra, le cortó las dos orejas a su primero, las dos orejas y rabo a su segundo, y al cierra plaza una oreja más. Cabe mencionar que es el primer rabo que se concede a un rejoneador en la Plaza “Las Ventas” de Madrid. (pacovargas_@hotmail.com)

¡Participa con tu opinión!