Por FRANCISCO VARGAS M.

Una oreja de peso fue la que cortó en Boujan-sur-Libron, Francia, el joven novillero queretano Diego San Román, en el festival taurino matinal que se celebró este domingo, en el cual sus compañeros de cartel también se llevaron un apéndice a su espuerta.
Se jugaron astados de la ganadería de Robert Margé, de buena presencia y comportamiento desigual.
Jeremi Banty bien con capa y muleta para cortar una oreja.
Diego San Román se lució en sus lances y quite con capote, mientras que con muleta cuajó una faena por ambos lados, misma que caló fuerte en los tendidos, rematando la misma con la espada para cortar una oreja con petición de la segunda que usía no concedió.
Lucas Miñana con entrega y disposición para ser premiado con una oreja.
Clemente Juan al igual se adjudicó un apéndice.