Una ejemplar condena de casi 44 años de prisión, fue la que un juez penal dictó en contra de un hombre que durante varios años abusó sexualmente de dos de sus hijas.
Este viernes 18 de agosto del 2017, se llevó a cabo la Audiencia de Individualización de Sanciones Penales, durante la cual el Tribunal de Enjuiciamiento dictó por unanimidad, sentencia condenatoria en contra de Feliciano Moisés.
Dicho individuo fue encontrado culpable de los delitos de violación y abuso sexual cometidos en agravio de dos de sus hijas.
Le fue impuesta una sentencia de 43 años, 10 meses y 15 días de prisión, además del pago de una multa y al pago de la reparación del daño, concepto que se determinará en la etapa de ejecución de sentencia.
Inicialmente, la Fiscalía General del Estado consignó al imputado por los delitos de atentados al pudor y violación cometidos en agravio de una de sus hijas.
El sentenciado Feliciano Moisés, abusó sexualmente de la jovencita desde el año 2002 y hasta el año 2008.
Durante ese tiempo le realizó tocamientos obscenos y la mantuvo amenazada con matar a su mamá y a sus hermanos si decía algo de lo que sucedía.
Fue en el año 2008 cuando la jovencita después de llegar a su casa procedente de la escuela secundaria, fue tomada por la fuerza por su progenitor y la atacó sexualmente, repitiendo dicha agresión hasta en tres ocasiones durante una semana.
Incluso, a la tercera vez Feliciano Moisés la esperó en la parada del camión urbano y luego con lujo de violencia la llevó a una casa en construcción, donde la atacó sexualmente.
Fue hasta el mes de febrero del 2016 cuando ocurrió el último ataque sexual que sufrió.
Posteriormente, en el mes de marzo de ese año, que el ahora sentenciado perpetró el delito de violación en contra de otra de sus hijas.
En esa ocasión, Feliciano Moisés ingresó a la habitación de su hija y tras despojarla de sus ropas la atacó sexualmente, para después amenazarla con golpearla si contaba algo de lo sucedido.
Agentes de la Unidad Especializada en Atención Integral a las Mujeres de la FGE, realizaron las investigaciones correspondientes y con apoyo de la Dirección de Investigación Pericial se logró armar las carpetas de investigación.
Durante el desarrollo de las audiencias procesales, el Ministerio Público aportó todos los elementos de prueba, que permitieron que se dictara esta ejemplar sentencia en contra del depredador sexual.

¡Participa con tu opinión!