RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

Algo no está funcionando bien en este País en relación con la política de comunicación del Gobierno Federal y la realidad de todos los días. Y es que por un lado, el Presidente Enrique Peña Nieto, presenta un cuadro de seguridad en el que los homicidios van a la baja, y por otro, organizaciones no gubernamentales informan que en lo que va de este sexenio y en comparación con el mismo periodo del anterior, ya son más muertos que los que se le acumularon a Felipe Calderón. ¿Cómo está esto? Apenas hace unos días, leí un artículo en la revista Forbes México del mes de julio anterior, donde se presenta una perspectiva económica bastante desoladora para los mexicanos. Pero el Gobierno de México nos dice otra cosa. Lo cierto es que cada vez son más los muertos por ejecuciones del crimen organizado.

Y luego, está el gravísimoproblema de los desaparecidos y los “levantados” que nunca aparecen pero que no figuran en las estadísticas. La verdad sea dicha, cada vez son menos los Estados libres de delincuencia organizada, pero se conserva, como el paraíso de este País, el bellísimo Estado de Yucatán.

AL 2014 LE QUEDAN POCO MÁS DE 4 meses lo que significa que faltarían 10 meses y días para las elecciones del 2015. Para unos, pueden ser muchos meses. Para otros, casi nada. Lo cierto es que para ningún partido político son tiempos de competencia electoral, ni interna ni externamente.

Y sin embargo, en Aguascalientes la política electoral ya está presente. Se percibe la pasión. Pero lo que se empieza a comentar no es quienes serán candidatos a diputados federales, no, los comentarios son en relación a los posibles candidatos a gobernador, como se lo comenté hace algunas semanas. Lo cierto es que a duras penas logran contener las ansias de novillero.

A NIVEL NACIONAL, LAS consultas populares se han convertido en las banderas por las que discuten y se confrontan los partidos políticos. Ya vio usted: el PRD se envolvió en lo de la consulta popular por la Reforma Energética, oponiéndose al PRI y al PAN. El PRI, se sacó de la manga una carta de mucho uso con la que en su momento intentó jugar Felipe Calderón: La eliminación de 100 diputados plurinominales y los 32 Senadores pluris El PAN, que antes propuso lo mismo, ahora se rasga las vestiduras.

Aunque ya hay quienes opinan que eliminar a 100 diputados pluris, sería quitarles la voz a corrientes de opinión y a los partidos políticos pequeños que de otra manera si se les quita esa oportunidad de expresarse en el Congreso de la Unión, buscarían otros caminos. Aunque yo pregunto: ¿Cómo qué caminos?

Si se refiere a caminos subversivos, bueno, pues esto yo no lo imagino en militantes de partidos como el PT, el Verde Ecologista, menos en los del PANAL y muchísimo menos en los nuevos partiditos que por lo pronto ni fu ni fa.

Es indudable que la decisión del Presidente José López Portillo de incluir en las Cámaras Legislativas la figura del legislador plurinominal “fue una buena decisión, a iniciativas de Jesús Reyes Heroles.

Esta decisión se tomó para darle oportunidad a esas corrientes políticas y le quitó el pretexto a toda esa gente que es, hasta cierto punto, fanática. O sea las corrientes de la izquierda a ultranza, que venía de la subversión armada de los años setenta y ochenta. Uno de ellos fue Jesús Zambrano Grijalva, que de milagro salvó la vida en un tiroteo, cuando fue herido en la mandíbula.

Es cierto que López Portillo impulsó la primera reforma política que desembocó en el aumento de curules en la Cámara de Diputados mediante el método de representación proporcional. También es cierto que de algún modo, lo hizo para darle voz en las Cámaras a “esas corrientes políticas” que venían de la izquierda subversiva. Igualmente, es verdad que la idea era que, con su participación en el parlamento, esas corrientes se alejarían de la tentación de tomar el camino de las armas. Pero eran otros tiempos. En primer lugar, no existía la democracia que hoy tenemos en el País. En segundo: No había otra forma “de darles voz a esas corrientes”, porque era impensable que el PRI permitiera que ganara la oposición en las urnas.

Hoy, la figura del diputadoy senador plurinominales, ya no se justifica. Por el contrario: Su aplicación se ha degradado hasta el punto de que, en muchos casos, sólo sirve para que partidos sin presencia política real, compitan en elecciones de Gobernador sólo para hacerse de un par de Diputaciones plurinominales y luego venderse al Gobierno en turno. En ciertos casos, estos legisladores son llamados “diputados bisagra”.

Seguramente usted se debe de acordarde aquel Partido que fundó la familia Riojas. Si no recuerdo mal, se llamaba de la “Sociedad Nacionalista”. Lo que esa familia hizo con ese partido, fue una infamia en un País con tantos millones de pobres, pues hizo y deshizo al amparo de las prerrogativas que la Ley les otorgaba. Ese partido ya no existe pero hay otros que llevan el mismo camino.

Países más avanzados que el nuestro, cuentan con cámaras legislativas menos numerosas que las nuestras.

Pues sí, la política no sólo ya está aquí. También el apasionamiento se percibe, se hace cada vez más notorio. Y contra esto, no conozco ningún remedio posible. Porque ni siquiera la sabiduría de los refranes ayudaría porque si digo que “no por mucho madrugar amanece más temprano”, cualquiera me reviraría con este otro: “al que madruga Dios lo ayuda”.

EL DIARIO El Universal, publicó a principios de la semana pasada una entrevista exclusiva al ex-Presidente Felipe Calderón Hinojosa, en la que hace referencia al “cero apoyo” que tuvieron en su sexenio sus propuestas de reformas estructurales. Recordó que los partidos de oposición le hicieron requerimientos imposibles de cumplir, a cambio de apoyar las reformas, y por eso jamás sacó ninguna de ellas. No mencionó nombres de partido pero ni falta que hace. Es obvio que aludió al PRI y al PRD. Mencionó que los requerimientos consistían en recursos exorbitantes para los estados gobernados por la oposición, y, bueno, con esto se justifica -o intenta hacerlo- por no haber podido lograr lo que, en sus mismas circunstancias, sí pudo alcanzar antes de cumplir dos años en el poder, Enrique Peña Nieto. Las cosas como son.

NO ES POR NADA PERO no cabe duda de que el tiempo pone las cosas en su justo lugar.

Y lo menciono porque ahora, varios meses después, las autoridades capturan al menor de los hijos de José Esparragoza, “El Azul”, el capo sinaloense, de entrada, a pregunta de sus interrogadores, afirmó contundentemente que su padre murió haces meses. Además, aceptó ser hijo de “El Azul”.

Si se confirma fehacientemente el deceso de Esparragoza, de la trilogía sólo quedaría Ismael Zambada, el personaje que apareció en la portada de la revista Proceso, acompañado del periodista Julio Scherer García, a quien le concedió una entrevista en algún lugar de la sierra sinaloense.