RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

Creo que lo que le voy a comentartendrá una trascendencia histórica la política en México. Y es que el presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, entregará al Senado de la República un Aviso de Intención, primer requisito que marca la Constitución, para hacer una propuesta de Consulta Popular. No hay duda: si alguien tenía la idea de hacerlo, se les adelantó Camacho. El propósito de la Consulta Popular que propone el PRI, es para eliminar 100 Diputaciones plurinominales de las 200 que actualmente existen en la Cámara de Diputados. Pero no solamente eso: también propone la eliminación de los 32 senadores electos por el principio de representación proporcional, es decir, plurinominales.
César Camacho agregaque “en un ejercicio de congruencia se propone la eliminación de los 32 senadores electos por el principio de representación proporcional. Sería aburridísimo pero además imposible por razones de espacio, citar aquí todas las consideraciones que el líder priísta expone en el documento de “AVISO DE INTENCIÓN”. Lo que queda claro es que, de aprobarse la consulta y obtenerse la aprobación ciudadana a la propuesta, los partidos “chiquitos” desaparecerían irremediablemente. Y es que a la eliminación de 100 diputados plurinominales federales, seguirían los estados. Imagínese que desaparecieran los diputados locales pluris. Como verá usted, Peña Nieto va por todas las canicas de la transformación de México. Concluidas las 11 reformas estructurales, ahora sigue la transformación del campo y la modernización política, con todo lo que esto implica.

Hace unos meses me comentaban sobre el run run que sonaba en círculos políticos acerca de la renuncia del secretario de Agricultura, Enrique Martínez. Pensé entonces que se trataba de un rumor, pero en realidad era más que eso porque el rumor tomó vuelo y nadie sabe donde se originó, en tanto que la versión de la posible renuncia tenía un remitente de alto nivel. Bueno, pues como a todos consta, esto no prosperó y el coahuilense se ha mantenido en su puesto. Ya me había olvidado de este caso pero sucedió que a media semana Carlos Loret de Mola, uno de los comunicadores mejor enterado en el Distrito Federal, pronosticó la salida de Enrique Martínez y también la renuncia de Rosario Robles Berlanga y la del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

Loret añade nombres para sustituir a los que supuestamente se van del Gabinete. Dos de ellos, César Duarte y José Calzada, actuales gobernadores de Chihuahua y de Querétaro, respectivamente.

En el caso de Enrique Martínez, se dice que es porque el ex-gobernador de Coahuila, no ha mostrado tener la capacidad para seguirle el ritmo al Presidente.

HABLANDO DE OTRAS COSAS, a media semana se registró un aparatoso accidente automovilístico en una carretera de Argentina, según reportó una televisora española y transmitida por un canal de televisión por cable. Dos niños y su mamá murieron en el accidente, mientras que el papá se encuentra en estado crítico. ¿Qué tiene de raro que en una carretera de Argentina haya ocurrido un accidente con saldo de tres muertos, si en México todos los días los muertos por la violencia y en las carreteras, se cuentan por docenas? Sí hay un factor que hace de esta tragedia algo singular, extraordinario: que el papá es sobrino del Papa Francisco y por tanto, su Santidad es tío abuelo de los niños. Y yo no recuerdo que ningún Papa haya sufrido una pérdida de esta naturaleza. Por cierto, en los últimos meses la prensa escrita ha documentado casos de jóvenes con problemas cuyos padres han salido a dar la cara para proteger a sus hijos. Esto se llama amor de padre, que puede ser tan poderoso como el emblemático amor de madre. De hecho, la historia está plagada de sucesos donde un padre prefiere renunciar al poder que abandonar a un hijo a su suerte. Hace más de treinta años, durante el sexenio de José López Portillo, el entonces subdirector general administrativo del IMSS, Gilberto Flores Izquierdo, presentó su renuncia ante el Presidente de la República, para estar al lado de su hijo, preso por haber asesinado a machetazos a sus abuelos.

El abuelo no era una persona común. De hecho, había sido secretario de Agricultura con Adolfo Ruiz Cortines y el principal -o al menos, el más mencionado- aspirante a la Presidencia de México.

Nunca se supo porque el joven Gilberto Flores Alavez, decidió asesinar a sus abuelos en la forma tan sanguinaria como lo hizo. Su papá, que era funcionario en el IMSS, no dudó: renunció al cargo y no descansó hasta que logró sacar de la cárcel a su primogénito. Este es un referente de vida y de amor por los hijos.

Y en esta tesitura, debe de entenderseel caso del ex-gobernador de Michoacán Fausto Vallejo. Él renunció para proteger y evitar la cárcel para su hijo. Lamentablemente para él, su hijo Rodrigo de todos modos fue encarcelado y no se le permitió la libertad bajo fianza. Bien se sabe que “un hijo es un hijo” y como alguna vez me dijera un gobernador: “la sangre duele”. ¿Se acuerda usted del escándalo que protagonizó la fugazmente célebre “Lady PROFECO”? Su exceso de frivolidad y prepotencia le costó el cargo a su padre, el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Humberto Benítez. Y mire usted que Benítez es nativo del Estado de México. Desgraciadamente con frecuencia los ciudadanos parecen alejarse de la compasión y el entendimiento y son proclives a satanizar a un padre que lo deja todo para defender a su hijo. Así es la naturaleza humana.

no sé si esto que le voy a contar, se convertirá en un nuevo escándalo de corrupción del sexenio de Felipe Calderón, o simplemente no pase nada. Pero lo cierto es que Reporte Índigo, el medio digital más importante e influyente del País, publica en su portal que el suegro de Roberto Gil Zuarth, uno de los hombres más cercanos a Calderón, cambió de nombre 12 propiedades en Texas. Estos movimientos los hizo en el Condado de Hidalgo, Texas, veinte días después de que Gil Zuarth y su hija Elia Mary Knight Corripio, contrajeron nupcias, y cuya celebración ocurrió en los jardines del Campo Deportivo del Estado Mayor Presidencial, el pasado 31 de mayo. Para Reporte Índigo, se trata de borrar las huellas del suegro, el señor William David Knight Bonifacio, que se desempeña como director del Centro SCT en Veracruz. ¿Escándalo en puerta? El tiempo lo dirá.

SUS LECTORES LO VAMOS A echar de menos. Pero lo que me extraña es ese silencio casi secreto que envolvió su partida. Su muerte sigilosa me hizo recordar la de otro gran periodista: Miguel Ángel Granados Chapa. “…con esta convicción digo adiós”, escribió al final de su última columna. Unos días después, exhaló su último aliento. Marco Antonio Flota permaneció seis días en una clínica del Distrito Federal. Según las crónicas periodísticas desde hace 8 meses le habían detectado un cáncer en el pulmón. Su deceso llegó pronto, en silencio y la discreción rodeó todo el proceso de honras fúnebres. ¿Quién era realmente Marco Antonio Flota?

Me resulta entristecedordescubrir que las nuevas generaciones no solamente no conocen sus antecedentes como escritor y como guionista y periodista, sino que ni siquiera miraban hacia el enorme trabajo de humorismo político con el que nos obsequiaba en su columna diaria “Grillotina” y en su columna dominical “Domingrillo”. Flota fue mucho más que todo esto. En sus casi 50 años en el periodismo, fue la columna vertebral en la carrera artística de muchos comediantes y fue gracias a él que alcanzaron la celebridad algunos programas de televisión. Usted seguramente se acordará de programas humorísticos como “Hechos de Peluche”, que dieron enorme rating a Tv Azteca. A Flota se debe el remoquete de “El Cuate Mochas”, con el que se llegó a conocer a Cuauhtémoc Cárdenas. Fue el guionista de Los Polivoces, en sus mejores tiempos. De hecho, este par de comediantes jamás volvieron a ser lo que fueron cuando Marco Antonio Flota dejó de ser el guionista. Mucho antes, cuando el Canal 13 pertenecía al Gobierno, Flota escribió los guiones de Héctor Lechuga y Chucho Salinas. Sus diálogos políticos fueron memorables.

 

 

¡Participa con tu opinión!