RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

QuiEn está en el ojodel huracán es Pedro Ferriz de Con, quien es algo así como un santón de los medios radiofónicos y televisivos por cable de una gran parte del País. Es un tipo audaz, capaz de cualquier cosa con tal de generar polémica y ganar audiencia. Obviamente, no es muy escrupuloso en el ejercicio del manejo de la información. De hecho, su vida profesional no ha estado exenta de escándalos, como cuando señaló públicamente al fundador de la revista Proceso, Julio Scherer García, de haber hecho un depósito de cinco millones de dólares en un banco de Estados Unidos. Incluso, mencionaba el nombre del banco y hasta el número de cuenta. Scherer interpuso una demanda por la vía civil por calumnia y otros delitos. Las autoridades investigaron y muy pronto se dieron cuenta que la denuncia de Pedro Ferriz de Con era falsa. Don Julio nunca hizo tal depósito. ¡Ah, malhaya!, diría el periodista. Scherer no pidió dinero, sólo una disculpa pública en varios medios de comunicación. De lo contrario, dejaría en la ruina a quien tan falazmente lo había calumniado. A Ferriz no le quedó de otra. ¿Quién le pasó tal información?

Se supo que había sido Liéabano Sainz, poderoso secretario particular del Presidente Ernesto Zedillo.

Terminó el sexenio zedillistay Ferriz experimentó una conversión súbita: se hizo panista.

Durante dos sexenios fue el periodista más influyente en los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, más en el segundo que en el primero. Ganó grandes audiencias debido a su determinación para cuestionar todo lo que fuera cuestionable. Le encantaba destapar coladeras políticas, especialmente si eran de priístas.

Es decir, habiendo sido siempre un beneficiario de los gobiernos del PRI, de pronto se volvió contra ese partido. Cuando el entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto empezó a perfilarse como la carta fuerte del PRI para la contienda presidencial del 2012, Ferriz de Con empezó a atacarlo desde los micrófonos del Grupo Imagen.

Su campaña anti-Peña fue feroz al mismo tiempo que ensalzaba al Gobierno de Calderón y a Josefina Vázquez Mota, cuando ésta fue postulada candidata del PAN a la Presidencia de la República.

Jamás había conocido yo a un periodista de ese nivel de audiencia tan apasionadamente comprometido con una corriente política. Ferriz no cesó de atacar a Peña Nieto ni siquiera cuando se hizo evidente que Vázquez Mota estaba derrotada de antemano. Aun ya siendo Presidente Peña, le siguió criticando en forma sistemática. Así se comportaba profesionalmente Ferriz de Con a través de la radio y de la televisión por cable. Pero mostraba otro ángulo de su trabajo que hizo que algunos le aplicaran el remoquete de “paladín de la beatitud”. Y es que desde los micrófonos satanizaba a los que comían carne en Semana Santa y se emborrachaban en Sábado Santo. De ahí lo de santón.

Ferriz ANUNCIO HACE unos días, en un desplegado suscrito junto con los representantes de Grupo Imagen, que se acordó entre las partes dar por terminada su relación laboral. No se mencionó para nada el escándalo que envolvió al periodista en redes sociales y supuestamente motivo de que haya salido de esa empresa.

No quisiera mencionar los detalles de los videos y las grabaciones telefónicas porque su contenido es propio de los programas de chismes faranduleros pero no de una columna periodística que se asume de seria. Sin embargo, citar el escándalo es necesario para entender los motivos o para destinarlos.

Veamos: “alguien” se tomó la molestia de videograbar a Ferriz cuando salía de un motel con una guapa mujer que no era su esposa. Usted y yo podríamos exclamar: “¿y qué?”. Y agregaríamos: “es un asunto de su vida privada que sólo compete a él, a su amante y a su esposa”. Después de todo, Ferriz es un periodista, no galán de telenovelas o cantante del momento. Y entonces usted y yo empezaríamos a sospechar: “aquí hay mar de fondo”. Además del precitado video, a Ferriz le grabaron una conversación donde pronuncia palabras procaces y expresiones que no hablan muy bien de su catadura moral. Pero como digo: Todo esto es una cuestión que corresponde a su vida íntima. Entonces, ¿Por qué la saña, por qué la difusión del video y la grabación? Y luego, esta prontitud de la empresa en dar por terminada la relación laboral.

Algunos comunicadores se han atrevido a insinuar que el Gobierno de Peña podría tener la mano metida en esto. De hecho, comunicadores como Leo Zukermman, José Cárdenas y Joaquín López Doriga, se han solidarizado públicamente con Pedro Ferriz. Particularmente, yo no veo qué ganaría el Gobierno con meter la mano para sacar a Ferriz del Grupo Imagen, propiedad de Olegario Vázquez Raña, propietario también del diario Excélsior. No es el estilo que hasta ahora nos ha mostrado Peña Nieto. Pienso que la empresa estaba molesta con la política informativa de Ferriz, cargada hacia el PAN en una forma irracional, que ya había polarizado a la audiencia. Sus recientes declaraciones, podrían confirmar este aserto: Ferriz deja el periodismo para incursionar en la política. De hecho, se rumora que quiere ser candidato… ¡a la Presidencia de la República! ¡Ah, sí le digo! Se ven tantas cosas.

En su edición del lunes1 de septiembre, el diario neoyorquino The Wall Street Journal, exhibe un panorama muy entristecedor para los productores de granos de países latinoamericanos, especialmente los de Centroamérica y México, en forma muy particular. Comúnmente éste es un tema económico que abordan especialistas para consumo de una selecta lectoría, cuando debería de ser de interés fundamental para nuestros productores del campo. Y es que a ellos, primero que a nadie, les concierne.

Se refiere a la sobre producción de maíz, trigo y arroz en China y a la cosecha récord que se espera para este año en los Estados Unidos, lo que seguirá presionando los precios internacionales a la baja. Como digo: De mal y de malas para los agricultores mexicanos. De acuerdo a este reportaje, China tendrá este año una reserva de 150 millones de toneladas de granos que incluyen tres de los cultivos más importantes de China: arroz, trigo y maíz. La cifra duplica los 75 millones de toneladas del año pasado y aumenta la sobredemanda que está socavando los precios. Lo anterior, es una cita textual de una de las partes del reportaje.

Y aquí viene la parte más amarga. Según el Journal, la situación ha dejado expuesto “el ineficiente y costoso programa de subsidios del Gobierno Chino diseñado para mantener altos los ingresos de los agricultores”. Lo que queda claro es que China, que fue durante décadas el segundo gigante del comunismo, hoy actúa exactamente como los Estados Unidos en relación con la sobreprotección de sus productos agrícolas porque los granos constituyen un arma utilizada como presión para los países que dependen del exterior en alimentación interna.

Lo cierto es que el exceso de oferta china se suma a la cosecha record de maíz de más de 350 millones de toneladas que se espera este año en Estados Unidos. O sea, que los países productores de granos están inundados de alimentos y esto debería ser una espléndida noticia para el mundo entero. Pero lamentablemente no lo es. ¿Por qué? Según los expertos, porque aunque una gran parte del planeta se “inunde” de granos como el arroz, el maíz y el trigo, los alimentos no bajan de precio y los productores agrícolas de muchos países -como México, por ejemplo- dependerían del subsidio oficial para más o menos salir del caos. Aunque bien se sabe que estos apoyos tardan una barbaridad en llegar.

O qué, ¿acaso yales llegaron todos los apoyos prometidos en el ciclo pasado? Es lo que le digo. Por lo pronto, el panorama no luce nada bien.