Rusia 2018 se ha caracterizado por ser un Mundial en donde ha habido varias sorpresas en cuanto a los resultados. Selecciones importantes han quedado fuera a manos de selecciones que en el papel son inferiores, este Mundial ha sido parejo y con muestras de que en 90 minutos todo puede pasar, varias selecciones han demostrado su crecimiento mientras que otras se han quedado estancadas esperando que la camiseta gane los encuentros. Para cerrar la jornada de ayer, Japón se enfrentó a Bélgica en Rostov en el sexto juego de octavos de final, los nipones partieron como víctimas ante una de las mejores selecciones del mundo que es candidata a levantar la copa, el juego resultó ser parejo e incluso durante gran parte los japoneses dominaron a placer a los belgas.
Apenas al minuto de acción los japoneses demostraron que no iban sólo a defender el cero atrás, Kagawa sacó un zurdazo que pasó apenas a lado del marco de Courtois. Bélgica tomó el control del juego teniendo la posesión de la pelota en el último tercio del campo sin lograr hacer jugadas que le permitieran marcar gol o generar peligro. Lukaku estuvo insistente tratando de disparar a puerta, pero la defensa nipona respondía bien ante los embates del delantero belga.
Al 24′ surgió la más clara para Lukaku cuando recibió un centro desde la derecha, el ‘killer’ no pudo rematar y la defensa se revolvió para sacar la pelota en urgencia en una falla de Romelu. La primera parte acabó con algunos tiros de larga distancia de ambas selecciones que no generaron el suficiente peligro para los arqueros, las emociones se guardarían para el complemento.
No pasó mucho tiempo para que se rompiera el empate tras el descanso, en una contra Shibasaki tomó la pelota en el medio campo y metió un pase milimétrico para la llegada de Haraguchi desde la derecha del campo, el extremo encaró a un defensor y con una pequeña finta se hizo el espacio suficiente para sacar un derechazo cruzado impresionante que venció a Courtois para abrir el marcador a favor de los nipones al 48′, en una auténtica sorpresa por el nombre de ambos equipos. El gol cayó pésimamente para Bélgica que no había generado muchas ocasiones claras en la portería de Japón y se veía complicado que lograran superar la buena defensa samurai. Apenas dos minutos después tras el primer gol, Kagawa recibió un rebote a las afueras del área desde el centro, toda la defensa belga se quedó esperando viendo que hacía el atacante japonés, Kagawa sirvió para Inui que se acomodó para sacar un disparo de derecha con la parte interna para colocarla en el palo más lejano, marcando un golazo que ponía dos goles arriba a Japón en una locura de partido.
La reacción de los diablos tardó en llegar, pasaban los minutos y seguían sin generar peligro. Fue hasta el 62′ cuando Meunier sacó un centro desde la derecha, Lukaku se levantó solo casi en el área chica, su cabezazo salió defectuoso en una falla garrafal del delantero. Así como Japón hizo dos goles en cinco minutos, Bélgica logró reaccionar rápidamente metiéndose de nueva cuenta al juego. En un tiro de esquina Inui sacó un globo en su propia área, el balón le quedó a Vertonghen que metió un cabezazo globeado, el balón fue bajando dramáticamente para colarse al segundo palo y descontar el marcador. Prácticamente en el siguiente ataque, Hazard logró quitarse su marca desde la izquierda tras varias fintas y logró desbordar de gran manera para sacar un centro bombeado que Fellaini ganó por su gran estatura metiendo cabezazo seco que venció a Kawashima que nada pudo hacer para evitar el empate de Bélgica al 74′.
El juego se convirtió en ida y vuelta con los dos conjuntos buscando el gol de la victoria, Kawashima salvó en varias oportunidades su marco mientras que Japón se perdió en contragolpes la oportunidad de llevarse el partido. En el último minuto del encuentro, Japón consiguió tiro de esquina a favor, en un intento por anotar dejaron desprotegido atrás. En el contragolpe De Bruyne condujo desde su propia cancha hasta tres cuartos del terreno para servir a Meunier que llegaba solo por la derecha, el lateral sacó centro que Lukaku dejó pasar en una excelente pantalla haciendo que Chadli apareciera completamente solo para definir y cerrar la voltereta de Bélgica al 94′ sentenciando el partido.
Con la victoria, Bélgica se perfila como uno de los favoritos para alcanzar el campeonato del mundo y el próximo viernes se medirá a Brasil en lo que parece el plato fuerte de los cuartos de final de Rusia 2018.