Por Rubén Torres Cruz

Este jueves se conmemora el Día del Árbol, que tiene como objetivo concientizar a los ciudadanos sobre su importancia.

Los árboles aportan un rol muy importante para el medio ambiente, como la liberación del oxígeno y captura de dióxido de carbono, además de captar y recargar fuentes de agua. Durante un año, absorbe un promedio de 12 kilogramos de bióxido de carbono y genera oxígeno suficiente para una familia de cuatro personas.

En este día, autoridades de los tres niveles de gobierno encargados del medio ambiente, desarrollan diversas acciones para frenar los efectos del cambio climático y la tala indiscriminada.

El Secretario del Medio Ambiente del Estado, Alonso Ruiz Esparza, lamentó que «desafortunadamente con la vida moderna, así como hábitos y acciones perjudiciales, se están perdiendo gran parte de los bosques”.

Datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) señalan que México tiene 137.8 millones de hectáreas con vegetación forestal, lo que representa el 70.5 % del territorio nacional.

La superficie arbórea cumple diversas funciones vitales para el planeta: regula la temperatura, purifica el aire, capta la lluvia, reserva bióxido de carbono, protege el suelo y es hogar y refugio de diversas especies.