Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, develó este domingo en el Archivo General de la Nación (AGN) una placa en honor al líder político y sindical, Valentín Campa Salazar.

La placa conmemorativa fue ubicada en la zona conocida como «Torreón Norte» de la ex Penitenciaría de Lecumberri, que en su momento fue utilizada para recluir a los jóvenes detenidos en el movimiento estudiantil de 1968.

«Incansable luchador social, líder ferrocarrilero, dinámico activista, comprometido con la transformación del sistema político-económico- social en favor de los segmentos populares» se lee en la placa.

«Fue encarcelado en la prisión de Lecumberri en tres ocasiones; se retuvo ilegítimamente y en calidad de preso político por 13 años 5 meses. En su vigésimo aniversario luctuoso a 100 años de la fundación del Partido Comunista Mexicano».

El viernes pasado, por medio de un decreto, el Ejecutivo federal declaró personas ilustres a Campa Salazar y a otro comunista, Arnoldo Martínez Verdugo, por sus aportaciones destacadas como luchadores políticos y sociales.

Campa Salazar, considerado por el Gobierno federal uno de los representantes más descargados de las luchas obreras y sociales del siglo XX en México, nació el 14 de febrero de 1904 en Monterrey, Nuevo León, y murió el 25 de noviembre de 1999 en la Ciudad de México.

Sandoval destacó que Campa fue un precursor verdadero de la república amorosa, pues no sólo se entregó a las mejores causas de la clase obrera, sino que siempre estuvo junto a los trabajadores.

«Es un representante del amor a la clase obrera, a la clase trabajadora, a la clase excluida y en la clase explotada. Este señor Valentín Campa que nace tan listo a tomar el lado de la justicia se vuelve una de las personas, uno de los líderes emblemáticos que más meten en crisis al Estado mexicano», dijo.

Sandoval afirmó que Campa Salazar también es un emblema del verdadero comunismo en México que, subrayó, no fue una imposición del «oro de Moscú», sino un movimiento que surgió de las luchas campesinas, agrarias y obreras.

La Secretaria develó la placa junto con Eduardo Villegas, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México de la Presidencia de la República, y el Secretario de Cultura de la Ciudad de México, Alfonso Suárez, entre otros funcionarios.