Los maestros universitarios son verdaderos transformadores de la sociedad, tanto en el ámbito económico como en el social y esa misión la cumplen con conocimiento, teoría, método y habilidades, señaló el secretario general de la Asociación de Catedráticos e Investigadores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (ACIUAA), Sergio Lucio Torales.
“De esa dimensión es la responsabilidad que tienen y en nuestro estado es posible que lo hagan concentrados en la cátedra y no preocupados por movilizaciones de protesta”, agregó el líder del profesorado universitario.
Durante su mensaje en la celebración del Día del Maestro, que reunió a los 2 mil 350 catedráticos e investigadores que conforman la plantilla docente de la UAA, sostuvo que “esa condición es un activo que debe ser valorado”.
Por ello, demandó a las autoridades estatales y federales considerar que la UAA es una de las pocas universidades del país que tiene estabilidad financiera, laboral y que trabaja en paz, aún cuando más de la mitad de sus profesores no tiene estabilidad laboral y solamente una cuarta parte de ellos está en condiciones de ejercer la investigación.
Lucio Torales subrayó que la mayoría de los maestros son interinos y otros tantos de asignatura, por lo que es necesario contar con más recursos para plazas de tiempo completo, de medio tiempo y para la investigación, lo cual reduciría de manera significativa su situación de incertidumbre en el trabajo.
Refirió que hay maestros universitarios que se dedican de lleno a la cátedra, pero sin certidumbre, cumplen esta función repartiendo su tiempo en preparatorias y diferentes universidades para completar el ingreso que necesitan.
“Si tuvieran un esquema cierto en la UAA, la misma Universidad contaría con una planta docente más adecuada para el desarrollo de las funciones universitarias como es la investigación, la docencia y la difusión de la cultura”.
Finalmente, llamó a los catedráticos a refrendar su conciencia de que el saber es la única arma distintiva del ser humano y la enseñanza, por lo que hay que ejercerla con responsabilidad, no de manera indiscriminada ni por cumplir, sino con principios básicos de ética porque es una grave responsabilidad hacia las generaciones presentes y futuras.

¡Participa con tu opinión!