La reanudación del libramiento carretero poniente traerá prosperidad; será una vía a cuatro carriles, con una inversión estimada superior a los 1,200 millones de pesos y que incluirá un distribuidor vial a la altura de Las Palomas, así como un paso a desnivel de importante dimensión a la altura del balneario Valladolid, en Jesús María, entre otros.

Así lo informó el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Luis Francisco Romero David, al destacar que lo más importante es que esa infraestructura generará menos accidentes viales en la ciudad, menos contaminación, menos desgaste de las arterias citadinas y mayor seguridad en las calles y avenidas de la mancha urbana.

En entrevista, el empresario de la construcción destacó que como se tratará de una licitación abierta, habrá muchas posibilidades de que las diversas empresas constructoras de la entidad se vean beneficiadas, ya sea con renta de maquinaria y equipo, o con servicios y ocupación de la base trabajadora del ramo.

Consideró que esta obra que por años hemos estado esperando en Aguascalientes no sólo resolverá ese rezago registrado en el tema del libramiento citadino, sino que incidirá en un desarrollo importante de infraestructura alterna y por lo tanto económica del estado.

“Y es que no se trata solamente de una carretera, sino que de manera paralela se plantea mucha obra de infraestructura grande en el área de servicios, propios para un camino que cumple esa función de ‘librar’ una entrada al corazón de la ciudad”.

Es decir, el libramiento agiliza el paso por este territorio, pero también brinda servicios que quien lo cruza requiere en algún momento dado, y debe encontrarlos ahí para ni siquiera por ello, verse obligado a entrar a la mancha urbana.

Esto detona economía en algunas áreas productivas y será en su momento un resultado positivo del libramiento poniente cuando esté en operación.

“De momento hay entusiasmo por ver las posibilidades de participar como prestador de servicios en este proyecto que por fin se reanudará y lo ideal sería que se dieran condiciones de participación directa para inversionistas locales, pues finalmente una licitación abierta pone esa posibilidad”.