Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un juzgado de distrito concedió suspensión provisional al Rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro Vera, y a su esposa, María Elena Ávila, contra la orden de aprehensión por el delito de enriquecimiento ilícito.
Con esta resolución judicial, el académico y su esposa no podrán ser detenidos debido a que el ilícito que se les imputa no es considerado grave en el Código Penal.
De acuerdo con registros judiciales, la suspensión provisional fue concedida por el Juzgado Cuarto de Distrito en Morelos, con sede en Cuernavaca, bajo el número de expediente 1802/2017.
El juzgado notificó la admisión del juicio de amparo promovido por el abogado de la pareja, César Ricardo García, quien en la misma demanda había solicitado que también se dictara una suspensión provisional contra la orden de cateo que el sábado llevaron a cabo agentes ministeriales en el domicilio de Vera.
Entrevistado vía telefónica, el litigante aseguró que la suspensión también fue concedida contra la orden de cateo, la cual, desde su consideración, se realizó sin respetar las reglas procesales del nuevo sistema de justicia penal.
La demanda de amparo fue admitida ayer y el juzgado agendó la audiencia constitucional para el próximo 19 de diciembre.
La Fiscalía Anticorrupción de Morelos acusa a Vera y a Ávila de haber amasado un patrimonio que no corresponde con sus intereses.
Con base en esta acusación, el pasado 9 de noviembre un juzgado local giró una orden de aprehensión en contra del matrimonio.
El titular de la Fiscalía, Juan Salazar Núñez, aseguró que el proceso en contra de Vera es jurídico y sin tintes políticos.
“No hay intervención del Gobierno del estado, quiero decirlo y dejarlo claro”, dijo el funcionario, de acuerdo con un comunicado.
Indicó que hace seis meses se inició una carpeta de investigación adicional a la existente por la contratación de un crédito sin la autorización del Congreso estatal.
Además, expuso, hay otra denuncia de trabajadores administrativos de la UAEM.
“Es decir, son tres carpetas distintas por igual número de delitos y lo digo porque no quisiera que se pensara que se anda buscando cómo se afecta al señor.