Integrantes de una presunta banda de ladrones que operan en tiendas departamentales, fueron detenidos por elementos de la Policía Estatal cuando se habían apoderado de una pantalla y pretendían darse a la fuga.
Dentro del Operativo Navideño, encabezado por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, los oficiales realizaban sus labores de vigilancia en un centro comercial ubicado en el norte de la ciudad, cuando recibieron el reporte de que en uno de los establecimientos era necesaria su intervención, dado que se había efectuado un robo.
Por consecuencia, los agentes se trasladaron de inmediato al negocio. Al llegar, fueron informados por el vigilante que -instantes antes- tres personas habían salido de la tienda sin haber pagado varios artículos, entre ellos una pantalla. Los guardias explicaron que al hacerles la indicación de que se detuvieran para mostrar el ticket de compra, los sospechosos hicieron caso omiso y corrieron hasta abordar una camioneta Quest color gris, con placas del Estado de México, en la que se dieron a la fuga.
Con esta información, los oficiales emprendieron la tarea de búsqueda de los acusados, mismos que fueron sorprendidos cuando pretendían abandonar el estacionamiento del centro comercial. Al verse en esta situación, dos de los ocupantes de la camioneta abandonaron el vehículo e intentaron huir a pie, pero fueron aprehendidos por los uniformados casi de inmediato. Lo mismo sucedió con un tercero, quien aún seguía en la camioneta.
Los involucrados responden al nombre de Ismael, de 41 años, originario de la Ciudad de México, Miguel y Raúl, de 24 y 28 años respectivamente, ambos originarios de Ensenada, Baja California, quienes fueron señalados por los vigilantes del lugar como responsables del robo de la pantalla, la cual fue localizada en el interior del vehículo así como varios artículos más.
Con su captura, el encargado de la seguridad interna de otra tienda departamental reconoció a los individuos como los responsables de cometer un robo similar. Además, se logró conocer que el trío de ladrones cuentan con antecedentes por las mismas causas en otras partes del país. Finalmente, fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público del fuero común, quien determinará su situación jurídica.