Agentes del Grupo Homicidios de la PME lograron identificar y capturar a un peligroso “tumbador”, que el pasado 13 de mayo asesinó a un joven durante un robo con violencia registrado en calles de la colonia San Pedro.
Fue factor importante la participación de la ciudadanía, que aportó información revelante para lograr ubicar al sospechoso, el cual ya se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
Se trata de un sujeto identificado como Eduardo, de 31 años, quien el jueves por la mañana fue llevado a audiencia inicial.
Un juez de Control y Juicio Oral del Primer Partido Judicial, le dictó auto de vinculación a proceso por el delito de homicidio doloso agravado por motivo de robo.
Además, le fue impuesta la medida cautelar de prisión preventiva de 2 meses y 15 días, tiempo que fue fijado para el cierre de la investigación complementaria.
La captura del sospechoso Eduardo se registró el pasado miércoles, durante un operativo llevado a cabo al sur de la ciudad, por parte de agentes del Grupo de Mandamientos Judiciales y del Grupo Homicidios de la PME, en cumplimiento a una orden de aprehensión.
A este sujeto se le relaciona con la muerte violenta de un joven identificado como René Gabriel, durante un robo con violencia tipo “tumbador”.
Los trágicos hechos se registraron el pasado día 13 de mayo del 2018, en calles de la colonia San Pedro.
El ahora detenido interceptó a René Gabriel y trató de despojarlo de sus pertenencias, pero como éste opuso resistencia, dicho sujeto lo atacó con un bat de beisbol y a pesar de que su víctima ya estaba tirada en el suelo, lo hirió con una navaja en el abdomen.
Posteriormente, lo despojó de su teléfono celular, dinero en efectivo y otros objetos de valor, para después darse a la fuga.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Insurgentes”, así como agentes de la FGE y una ambulancia de Cruz Roja, a bordo de la cual el lesionado fue trasladado a recibir atención médica al Hospital Hidalgo, donde finalmente murió el pasado 21 de mayo a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico severo y un choque hipovolémico secundario a hemorragia en tubo digestivo.

¡Participa con tu opinión!