Con un kilogramo de metanfetamina en su poder, fue detenido por policías estatales un presunto distribuidor de drogas que operaba a gran escala en el norte de la ciudad.
Se trata de un sujeto identificado como Ramón Adrián, de 35 años, quien tiene antecedentes penales por delitos contra la salud y robo calificado.
Mediante trabajos de inteligencia y de campo de la SSPEA, se logró conocer sus movimientos y el pasado lunes por la mañana se implementó un operativo para lograr su captura.
Los policías estatales lo detectaron sobre avenida Aguascalientes Norte, cuando circulaba a bordo de una motocicleta Honda, color blanco y placas de Jalisco. Tras una persecución policíaca, el sospechoso trató de huir hacia la calle San Julián, en el fraccionamiento Bosques del Prado, donde finalmente las patrullas lograron interceptarlo.
Tras ser sometido a una revisión, los oficiales descubrieron que en una mochila que llevaba colgada en los hombros, guardaba una bolsa de polietileno conteniendo aproximadamente un kilogramo de “cristal”, por lo que Ramón Adrián fue detenido y trasladado a la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación.