Unos policías estatales lograron desarticular una banda de robacoches y posibles asaltantes, tras lograrse la captura de cuatro de sus integrantes, cuando se desplazaban a bordo de un automóvil que había sido robado hace tres días.
Los sospechosos que ya se encuentran bajo investigación por parte de agentes del Grupo Localización de Vehículos de la PME, fueron identificados como Samuel, de 27 años; Iván, de 35 años; Karen Judith, de 23 años y Lizbeth, de 19 años.
Su captura se registró el miércoles a las 03:00 de la madrugada, cuando policías estatales que realizaban labores de vigilancia en el fraccionamiento Casa Sólida, detectaron que por la calle Cerro Monte Alto se desplazaba a exceso de velocidad un automóvil Nissan Sentra, modelo 1994, color tinto y placas de circulación del estado de Jalisco.
Debido a que podían provocar un accidente, los policías estatales le dieron alcance al conductor y le pidieron que detuviera la marcha, pero éste hizo caso omiso a las indicaciones y trató de escapar.
Lo anterior generó una persecución policiaca que concluyó en el cruce con la calle Pico Tancítaro, donde otras patrullas interceptaron el coche sospechoso, siendo detenidos el conductor y sus tres acompañantes.
Al ser sometidos a una revisión de rutina tanto los dos hombres como las dos mujeres, no se les encontró nada sospechoso entre sus pertenencias.
Sin embargo, cuando los policías estatales registraron el interior del coche, encontraron una pistola de postas, 21 pastillas psicotrópicas, un desarmador, un juego de llaves “trabajadas” una pipa con residuos de metanfetamina.
De igual forma, al consultarse el sistema “Plataforma México”, se descubrió que el coche VW Jetta había sido robado hace tres días.