GENK, Bélgica.- Guillermo Ochoa detuvo un penal para colaborar en la victoria del Standard de Lieja 2-0 sobre el Genk, resultado con el que su equipo regresó a la senda del triunfo tras dos jornadas.
El estadio Luminus Arena apreció la buena actuación del mexicano, quien apagó toda posibilidad del local por hacerse del triunfo o al menos del empate.
Y es que para el cobro de la pena máxima, al minuto 58, los Rouches ganaban el partido luego de que Paul-José M’Poku hiciera el 1-0 al 15′ por medio del cobro de un tiro libre.
La pena máxima, que el árbitro decretó con la ayuda del VAR, fue cobrada por Siebe Schrijvers, quien disparó al lado izquierdo, a donde se lanzó Ochoa para evitar la anotación.
El golpe anímico afectó al Genk y con ello el Standard logró el segundo tanto al 81′, gracias a un disparo de Uche Agbo.
“No sólo se trata de mí o los defensores quienes hicieron un buen partido, es todo el equipo, desde medios hasta delanteros. No habíamos tenido buenos resultados de visita, esta victoria es buena.
“Nos mantuvimos enfocados todo el tiempo, no les dimos muchas oportunidades, sabíamos que Genk era un buen equipo con muchas cualidades”, relató Ochoa tras el partido.
Gracias a la victoria, el Standard de Lieja ya se ubica en el sexto lugar de la clasificación, con 23 puntos. Staff/Agencia Reforma.