La mujer que fue encontrada muerta durante la tarde del martes en el fraccionamiento Mirador de las Culturas, y que se sospechaba había sido víctima de un posible asesinato, teniendo como principal sospechoso al esposo de la ahora occisa, falleció de muerte natural, de acuerdo con los resultados de la necropsia realizada al cadáver.
Por tal motivo, el esposo de la víctima fue puesto en libertad por el agente del Ministerio Público de Hospitales, una vez que la Fiscalía General del Estado descartó la línea de investigación por asesinato.
La mujer identificada como Mariana, de 29 años, fue encontrada por su esposo, de nombre José Luis, inconsciente y acostada sobre una cama, en una de las habitaciones al interior del domicilio ubicado en la calle Cultura Tlaxcalteca, en el fraccionamiento Mirador de las Culturas.
Durante la necropsia efectuada por médicos forenses de la Dirección de Investigación Pericial, no encontraron huellas de violencia en el cadáver.
Y aunque no se pudo establecer la causa exacta de su muerte, se estableció que fue de manera natural aparentemente por una enfermedad, aunque lo anterior quedará revelado una vez que se tengan los resultados de los estudios de Histopatología que ya se mandaron a hacer.
Por tal motivo, el cónyuge de la mujer, quien en todo momento sostuvo que él no la había matado, e incluso negó alguna discusión con señalaron los vecinos, se determinó liberado de manera inmediata, ya que se encontraba bajo investigación en la Unidad de Investigación Especializada en Homicidios de la Dirección de Atención Especializada de la FGE.
Fue alrededor de las 13:30 horas del martes pasado, cuando el esposo de Mariana reportó al Servicio de Emergencias 911 que había encontrado a su pareja en estado inconsciente, por lo que de inmediato se dirigieron al domicilio señalado oficiales de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes y de la Policía Estatal, además de la ambulancia UE-06 de Bomberos Municipales.
Cuando los técnicos en urgencias médicas revisaron los signos vitales de la fémina, constataron que ya había muerto aparentemente de asfixia.
Tras solicitar el apoyo del personal de la Fiscalía General del Estado, arribaron a la escena los agentes del Grupo Homicidios de la PME, junto con el agente del Ministerio Público de Hospitales y los peritos forenses quienes luego de realizar las diligencias correspondientes trasladaron el cuerpo de la mujer a la morgue del Semefo, donde se le practicó la necropsia de ley, cuyos resultados determinaron que Mariana falleció por causas naturales, por lo que no existe delito qué perseguir.