Ignacio Velázquez

Un estudio de la empresa Sodoxxo de Jalisco, detectó que en la patrulla de policía DP 456 se extrae gasolina, lo cual hace suponer que también se “ordeña” el combustible en las 2 mil 200 unidades del gobierno municipal de León, con pérdida de al menos 17 millones de pesos anuales.
Luis Darío Osorio Escalante propietario de la empresa Sodoxxo, expuso ante el Comité de Adquisiones los resultados de la prueba de medición de combustible y rastreo de la patrulla DP 456 placas 07-649 modelo Dakota, del 13 al 20 de septiembre.
Mediante un Sistema Georeferencial de monitoreo, supervisión, rastreo, alerta electrónica y medición de combustible en el suministro y consumo, se efectúo el estudio a dicha unidad y propone que se instale en todos los vehículos de la administración municipal, o las que decida el ayuntamiento, para determinar con precisión un costo o presupuesto anual.
Dijo que el rastreo permitió descubrir que el día viernes 15 la patrulla se introdujo a un taller eléctrico en la colonia Plaza de Toros, donde estuvo hasta el lunes 18 que le desconectaron el dispositivo de rastreo.
Lo grave es que alguien colocó un imán en el dispositivo para sabotear y que no funcionara, sin embargo, el sensor instalado en el tanque de combustible sí funcionó y registró que vaciaron u “ordeñaron” por completo el tanque de combustible.