Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 04-Oct-2017.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó un ejercicio irregular de 234 millones 722.5 mil pesos en la construcción de la primera fase del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).
Una de las principales anomalías consiste en que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), responsable del proyecto, no presentó comprobantes del pago de 85.3 millones de pesos por la construcción de la barda perimetral de 33 kilómetros alrededor del polígono de la terminal, obra que fue realizada por el Ejército y que ya está concluida.
Además, la ASF detectó un daño al erario de 130.3 millones de pesos en el diseño arquitectónico de la megaobra, elaborado por los despachos Foster + Partners y FR-EE, debido a que el GACM pagó por trabajos no realizados y omitió aplicar retenciones por los retrasos en la entrega de los mismos.
Celerino Cruz, director de Inversiones Físicas Federales de la ASF, precisó ante diputados que la dependencia revisó los procesos de planeación, adjudicación, ejecución y pago de 88 contratos en las Cuentas Públicas de 2014, 2015 y 2016.
En una reunión con la Comisión Especial de Seguimiento a la Construcción del NAICM, agregó que fueron auditados los contratos de gerencia del proyecto, el plan maestro y los anteproyectos ejecutivos de pistas de rodaje, plataformas y terminales.
Advirtió que, por las irregularidades detectadas, la ASF tramitó 17 recomendaciones, 14 solicitudes de aclaración, 8 promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria y 8 pliegos de observación.
En cuanto al avance físico de la obra, Cruz reportó que se han cumplido en un 50 por ciento los contratos para construir caminos provisionales de acceso, mientras que la construcción de drenaje provisional se ha cubierto en 90 por ciento.
La fabricación y colocación de pilotes se ha cumplido en 81.9 por ciento, la construcción de losa de cimentación de la terminal de pasajeros en 1.9 por ciento y la construcción de las pistas 2 y 3, en 31.4 y 20.3 por ciento, respectivamente.
El funcionario advirtió que el costo total de la megaobra creció 10 por ciento, al pasar de una inversión inicial de 169 mil millones de pesos a 186 mil millones.
Puntualizó que, además de los costos, también se han modificado los plazos de entrega y los proyectos de construcción.
“Hay que estar muy atentos en estos convenios, ya estamos viendo nosotros que va a haber ampliación tanto en monto como en plazo, ahí debemos ser más (atentos), tanto la Cámara (de Diputados) como nosotros (la ASF).
“Desgraciadamente se están cambiando los términos de referencia, los proyectos, la forma de construcción”, advirtió.

 

¡Participa con tu opinión!