Verónica Ayala
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Además de las firmas falsas, el INE indaga el uso de recursos del Gobierno de Nuevo León para financiar el proceso de acopio de firmas del Gobernador con licencia, Jaime Rodríguez “El Bronco”.
En una de las investigaciones del organismo electoral se sigue rastro de al menos 23 millones de pesos que habrían sido desviados del Gobierno estatal y municipales, entre ellos García donde “El Bronco” fue Alcalde, para la campaña de recolección de apoyos.
De acuerdo con una pesquisa de la Unidad Técnica de Fiscalización, parte de estos recursos fueron triangulados a cuentas personales o a empresas que simulaban servicios.
La indagatoria contempla la revisión de transferencias y cuentas bancarias del Gobierno estatal y de funcionarios de la Administración de NL.
Según la indagatoria INE/Q/COF/UTF/16/2018, los recursos públicos habrían sido utilizados para entregarlos a los coordinadores, quien a su vez pagaban en efectivo a los promotores y personal que trabajó en la calle recolectando firmas.
También se indagan los movimientos bancarios de los últimos meses de funcionarios estatales que realizaron a título personal “donaciones voluntarias” en efectivo a la campaña de “El Bronco”.
En febrero, REFORMA publicó que al menos una quinta parte de las aportaciones en efectivo que había recibido Rodríguez para financiar el acopio de firmas, provenían de donaciones de funcionarios de su Administración.
Entre quienes más habían aportado se encuentra Enrique Torres, entonces Secretario de Administración, y Luis Fernando Marín, director de Gobierno de la Secretaría General, con 230 mil pesos cada uno.
En la indagatoria se investiga también a los funcionarios que recabaron firmas en horario laboral, el uso del programa social “Aliados Contigo” y pagos a evangélicos.