Detección oportuna de cáncer en niños dará mayor esperanza de vida

Desarrollar una mayor cultura de detección temprana de cáncer en los niños permitiría elevar el grado de sobrevivencia en la población infantil afectada por este mal, señaló la presidenta de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) en Aguascalientes, Ana María Tiscareño Rizo.
Indicó que actualmente el índice de sobrevivencia entre los menores con este padecimiento es del 65%, y corresponde a la estadística de casos que se atienden en el Hospital Hidalgo con la cobertura del Seguro Popular.
Es decir, se trata de pequeños que no tienen otro tipo de seguridad social, por lo que son respaldados con el Seguro Popular, pero complementados en sus tratamientos con la labor que cumple AMANC.
“Ésta, se enfoca básicamente en apoyar con estudios y medicamentos que no están previstos en el catálogo de servicios del Seguro Popular, para enfermos de cáncer, lo que genera una inversión mensual promedio de 50 mil pesos”, agregó.
La presidenta de AMANC explicó que estos recursos provienen de donativos realizados por diferentes personas e instituciones de la sociedad civil del estado, con el único objetivo de respaldar a las familias de niños y jóvenes de cero a 18 años, diagnosticados con algún tipo de cáncer, en el seguimiento puntual de sus tratamientos.
“Es una tarea que se ha cumplido de manera permanente a lo largo de 17 años en Aguascalientes y todo a partir de trabajo voluntario y donativos materiales, teniendo como resultado casos de éxito con una sobrevivencia del 65% de los menores apoyados”.
Es una cifra que significa “una bendición” para ellos y sus familias, si bien siempre está el reto de alcanzar mayores rangos, donde una detección temprana podría ser la diferencia en positivo, agregó.
Tiscareño Rizo refirió que entre los diversos tipos de cáncer que afectan a los menores en la entidad, el más frecuente es la leucemia, mismo que requiere tratamiento durante 3 años consecutivos y luego un periodo de seguimiento de sobrevida.
Aseguró que el uso de recursos por parte de AMANC es transparente y está acreditado en el expediente que existe de cada uno de los niños apoyados; “se trata de una inversión de vida que permite a muchos de estos pequeños con el grave padecimiento, complementar la atención médica y salir adelante”, concluyó.