Luis se metió al jardín de niños con todo y auto, al terminar su veloz carrera, estampado contra el barandal metálico.
El responsable, se desplazaba sobre la calle Bonampak y Yaxchilán del fraccionamiento Morelos, en sentido de norte a sur, cuando debido a que se encontraba bajo los efectos del alcohol, perdió el control de la unidad, lo que provocó que terminara proyectado contra el objeto fijo antes mencionado.
A pesar de lo aparatoso del percance el conductor salió ileso. Sin embargo, ahora tendrá que costear los daños materiales, cuantificados en al menos 40 mil pesos.
Al lugar del accidente acudieron elementos viales, quienes iniciaron las diligencias correspondientes.