LIMA, Perú.- El sacrificio individual ganó en las 109 medallas que México ha cosechado en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.
La máxima obtención de preseas del país sin ser sede fue esculpida día a día desde la primera jornada, con 5 oros.
No se cansan de ganar. México superó ayer el centenar de metales en la justa continental, un nuevo registro que dicta una ruta inexplorada para el deporte nacional.
La delegación mexicana ha superado todos los pronósticos de las autoridades deportivas. Primero, los 19 metales dorados, después igualaron y superaron el registro de Mar de Plata 1995 con 23 medallas áureas. No les bastó y mejoraron la actuación de Toronto 2015 (95 medallas totales) y entre más alto les ponen el listón, más hambre tienen de saltarlo.
«Los recontra felicito, estoy muy contento de este logro y que hayan avanzado en el medallero de la manera en la que lo han hecho. He tenido la oportunidad de estar en el Comité Olímpico Mexicano y la verdad es muy bueno y nosotros vamos a seguir esos pasos», dijo a Grupo REFORMA Carlos Neuhaus, presidente del Comité Organizador de los Juegos Panamericanos Lima 2019.
La elección no es fácil al elegir el mérito de un deportista mexicano en la justa continental. La medalla número 24 con Rodrigo Montoya en el Ráquetbol que posicionó a México con la máxima cosecha de oros o el bronce de Miguel Urrutia y Rodrigo Ledesma en Dobles de Frontón varonil para llegar al centenar.
En el camino a las 100 totales, Paola Longoria se convirtió en tricampeona panamericana, Paola Espinosa se despidió de los Panamericanos con 15 medallas de por vida y Samantha Terán anunció su retiro.
El nuevo talento se abre paso con Kevin Berlín como rey de la plataforma, mientras que el equipo de Gimnasia Rítmica, dirigido por Blajaith Aguilar, vivió un momento estelar con sus dos preseas áureas.
Hoy, a los atletas tricolores les sobran razones para celebrar. (Yarek Gayosso/Agencia Reforma)