Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Roberto Valdovinos fue destituido ayer como director del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME).
Tras un mes de darse a conocer que sumaba cinco quejas por acoso laboral al interior de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Valdovinos desocupó sus oficinas, resguardado por el jefe de escoltas del Canciller Marcelo Ebrard.
El ahora ex funcionario fue notificado a las 11:00 horas que la Cancillería aceptó la resolución del Comité de Ética, que por unanimidad recomendó su salida de la dependencia el pasado 31 de enero .
Tras ser informado, Valdovinos se atrincheró en sus oficinas, sin dejar salir a su personal.
Alrededor de las 18:00 horas, el límite para su salida, personal de seguridad a cargo de Héctor Trigueros, tuvo que subir a su oficina, en el piso 17, para escoltarlo afuera de la dependencia.
Valdovinos se detuvo en el piso 11 para sacar fotocopias de documentos antes de salir a las 18:22 horas en los asientos traseros de un automóvil.
El Comité de Ética confirmó la consistencia de las denuncias por trato inadecuado y hostigamiento laboral y advirtió que por ser reiteradas, afectaban la estabilidad y operación del IME.
Ayer, la Cancillería explicó que los derechos de Valdovinos fueron respetados en todo momento, incluyendo la garantía de audiencia y un estricto apego al debido proceso en cada una de las acusaciones que se presentaron ante el Comité.