Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La comisión permanente del Congreso de Veracruz separó ayer temporalmente de su cargo al fiscal Jorge Winckler debido a que no cumplió con la revalidación de su certificación de confianza.
El grupo parlamentario del PAN afirmó que el proceso legislativo, encabezado por Morena, fue ilegal debido que un fiscal sólo puede ser destituido por un juicio de procedencia o un juicio político.
«La medida marca un referente nacional de la intención y puesta en marcha de Morena para desaparecer órganos del Estado, usando su representación mayoritaria en los congresos», advirtieron.
Como encargada del despacho, los legisladores tomaron protesta a Verónica Hernández, quien se desempeñaba como directora jurídica de la Secretaría de Gobierno.
Tras el acuerdo legislativo, diputados locales del PAN se trasladaron a las instalaciones de la fiscalía general de veracruz, para evitar que se concretara la destitución, pero la policía les impidió el paso.
«En vista de las acciones violentas a través de las cuales la Secretaría de Seguridad Pública cercó y tomó las oficinas de la Fiscalía, incluso utilizando la violencia en contra de diputados y trabajadores, hago responsable de mi integridad y la de mi familia al Gobernador Cuitláhuac García y al Presidente Andrés Manuel López Obrador», indicó Winkler.
Con información de Benito Jiménez