El director del Instituto de Educación de Aguascalientes, Raúl Silva Perezchica, advirtió ayer que los estudiantes de nivel básico para el ciclo 2018-2019 se encuentran asignados a una escuela y nadie puede condicionarles su inscripción o estancia por concepto de cuotas voluntarias de padres de familia, pues aquel directivo que tenga la osadía de presionar de esa manera, podría ser hasta destituido de su puesto.
Desde el momento en que los alumnos fueron asignados a una escuela pública de preescolar, primaria o secundaria del estado, ya quedaron inscritos en ese plantel y por lo tanto si alguien se presenta hasta el primer día de agosto de 2018 sería válido para aquellos que van a primero de estos tres niveles académicos.
En el caso de que alguien quisiera cambiarse de una escuela a otra, en el periodo de julio a agosto, el titular del IEA dijo que el alumno tendría que ser sacado del sistema de control escolar en el cual ya se encuentra registrado oficialmente, para realizar el movimiento que voluntariamente solicitan los padres o tutores del menor.
Aseveró que no hay razones para ir a inscribir a los alumnos, porque este proceso está realizado y el próximo 9 de julio aparecerán las listas de asignación de alumnos de nuevo ingreso a escuelas públicas de preescolar, primaria y secundaria en el estado.
Si bien aclaró que los padres de familia sí tendrán que llevar documentos faltantes a las escuelas que les fueron asignadas y obviamente que los niños se presenten a esos planteles educativos a partir del primer día de clases.
El Instituto de Educación se encuentra a favor de las aportaciones voluntarias a las mesas directivas de padres de familia, pero el punto de revisión es cuándo debe realizarse este proceso y será hasta la segunda semana de septiembre de 2018, tiempo en que cambiarán las asociaciones de paterfamilias de las escuelas.
Antes de la fecha de septiembre, no deberán realizarse movimientos en las mesas de padres de familia, y esto se encuentra establecido en la propia normatividad que estará vigente en todo el ciclo escolar próximo.
También se relaciona con los abusos cometidos en otros años lectivos por padres que se gastaban el dinero durante el verano en cosas para la escuela y las dejaban sin recursos para los siguientes 12 meses, o bien se robaban el recurso y dejaban al plantel sin esa aportación que los papás otorgaban.
Por ello la exhortación a los padres es que entreguen la aportación económica hasta que inicie el ciclo escolar 2018-2019, finalizó.