Otra movilización policiaca se registró el sábado al mediodía en el poblado de El Conejal, después de que una joven mujer murió a bordo de un automóvil estacionado.
La víctima había sufrido un accidente automovilístico hace dos meses aproximadamente, a raíz del cual resultó gravemente herida y durante varias semanas permaneció internada en el HGZ No. 2 del IMSS.
Posteriormente, fue dada de alta para que continuara su recuperación en su domicilio ubicado en el poblado de El Conejal, Aguascalientes.
Sin embargo, el sábado por la mañana los familiares se percataron que la joven tenía problemas para respirar, por lo que decidieron subirla a un coche para llevarla a recibir atención médica, pero cuando apenas la preparaban para el traslado la mujer falleció.
Fue aproximadamente a las 12:30 del día, cuando se reportó al Servicio de Emergencias 911 que sobre la calle Jolguerillo, en el poblado de El Conejal, Aguascalientes, se encontraba el cadáver de una mujer a bordo de un coche Nissan Tsuru.
De inmediato se trasladaron policías preventivos de Aguascalientes y la ambulancia UE-13 de Bomberos Municipales.
Tras la llegada de los policías preventivos del Destacamento “Cañada Honda” y de una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, se estableció que la mujer no presentaba huellas de violencia y aparentemente murió a consecuencia de un paro cardio-respiratorio.
A su arribo encontraron estacionado sobre la calle Jilguerillo un coche Nissan Tsuru, color blanco y con placas de circulación AEF-3369 de Aguascalientes, en cuyo interior se encontraba el cadáver de una mujer identificada como Karina, de 18 años.
Al momento de la revisión del cuerpo no se encontraron huellas de violencia, además de que se estableció que la posible causa de su muerte hubiera sido un paro cardio-respiratorio.
Minutos más tarde arribaron a la escena patrullas de la Policía Estatal, así como agentes del Grupo Exterior “Aguascalientes” de la PME, personal de la Dirección de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
De acuerdo a la versión de los familiares que llegaron al lugar de los hechos, la joven Karina padecía de problemas respiratorios a raíz de un accidente automovilístico que sufrió.
Una vez concluidas las diligencias correspondientes, el cadáver de la jovencita fue trasladado al Semefo para la necropsia correspondiente, la cual no pudo arrojar la causa de real de su muerte, por lo que ahora será mediante estudios de Histopatología como se determine la causa de su fallecimiento.