CDMX.- Los festejos por los 50 años de la Comic-Con de San Diego, llegaron ayer a su fin, con un panel que estuvo cargado de emotividad, buenos recuerdos y fans enamorados de los Hermanos Winchester.
El reparto de la exitosa serie Supernatural fue el platillo fuerte de este domingo en el Centro de Convenciones de la ciudad californiana, pues anunció oficialmente el final del show.
El auditorio Hall H, que recibió a 6 mil 500 seguidores de la trama creada por Eric Kripke, recibió entre gritos y lloriqueos a los protagonistas Jensen Ackles y Jared Padalecki, quienes no escondieron su emoción.
«¿Podemos empezar todos a llorar para que así no me sienta tan raro? Ha sido un viaje inolvidable y es difícil para mí expresar lo que nos dejó esta experiencia, como amigos y grandes memorias», señaló Ackles.
«Siento que soy muy suertudo porque sé que las amistades que hice aquí nunca se irán y que Sam Winchester, para mí, nunca morirá. Será una parte de mí hasta el final de mis días», añadió Padalecki.
Durante el emotivo panel, actores como Misha Collins y el productor ejecutivo Robert Berens, ofrecieron un adelanto de la décimo quinta y última temporada del show, que estrenará el próximo 10 de octubre.
Al final de la charla, el equipo de Supernatural agradeció el cariño de sus seguidores al regalarle a un fan de la audiencia una réplica exacta del icónico auto Chevrolet Impala 1967 de los Winchester.
Riverdale fue la otra serie que cerró con broche de oro la Comic-Con de este año.
Los actores Lili Reinhart, Cole Sprouse, Camila Mendes, Madelaine Petsch y KJ Apa, además de los productores ejecutivos, dieron detalles de la cuarta temporada, cuya premier está fijada para el 9 de octubre.
En el panel se reveló que este año incluirán un episodio tributo a Luke Perry, quien dio vida al papá de Archie (KJ Apa) en la historia. El actor falleció el pasado 4 de marzo por un derrame cerebral.
Otra actividad que captó la atención del público, el sábado por la tarde, fue la caminata anual de zombis, en donde miles de fans se disfrazaron de muertos vivientes para deambular las calles de San Diego.
Un par de fiestas llenas de famosos y el panel de la serie Mayans M.C., que cerró ayer oficialmente la edición 2019 de Comic-Con, dejaron en claro que la cultura pop está más fuerte que nunca. (Staff/Agencia Reforma)