Víctor Fuentes y Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Javier Duarte, ex Gobernador de Veracruz, desistió del recurso que aún litigaba para impugnar el auto de vinculación a proceso por delincuencia organizada y lavado de dinero, acusaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) que lo mantienen en la cárcel desde hace un año.
Abogados de Duarte desistieron del recurso ante el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Penal, que era la última instancia y se disponía a discutir en sesión pública un proyecto de la magistrada Silvia Estrever.
El tribunal colegiado ordenó a uno de sus actuarios acudir al Reclusorio Norte para recabar la firma de Duarte, quien el pasado 12 de julio rechazó rubricar un desistimiento similar presentado por su abogado.
Si el ex Gobernador priista ratifica esta vez, quedará firme la sentencia de diciembre pasado en la que un tribunal unitario le negó el amparo contra el auto de vinculación dictado en julio de 2017 por el juez Gerardo Moreno.
Todo indica que Duarte se jugará su suerte en el juicio que, bajo las reglas del nuevo sistema de justicia penal, tendrá que desahogarse en audiencias públicas, aunque todavía no está claro cuándo tendría lugar.
El proceso, que se lleva en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, está en la etapa de investigación complementaria, que el pasado 31 de enero fue prorrogada por un periodo de seis meses que vence el 31 de julio.
Si no hay una nueva prórroga, la PGR tendrá que presentar su acusación formal y entregar a la defensa sus evidencias para el llamado descubrimiento probatorio, y el juez citará a una audiencia intermedia, en la que fijaría fecha para el juicio, que podría ser el de más alto perfil público que se ha llevado bajo el nuevo sistema.
Las investigaciones presentada por la Procuraduría ante el juez señalan que el gobierno de Duarte desvió y lavó más de mil 600 millones de pesos del erario de Veracruz a cuentas bancarias de empresas fachada, las cuales presuntamente triangularon los recursos para que sus prestanombres adquirieran bienes muebles e inmuebles.
Además, las empresas utilizadas para la triangulación de recursos recibieron directamente una suma similar procedente de pagos de compañías constructoras legalmente constituidas.
Duarte enfrenta también cargos de desaparición forzada de personas, peculado, tráfico de influencias e incumplimiento de deber legal, fincados por la Fiscalía General de Veracruz.