Tras reconocer a la ciudad de Aguascalientes por su capacidad de saber redescubrirse en lo cultural, en la limpieza de sus calles y en su planificación, los alcaldes de Argentina, Chile, Bolivia y Costa Rica aseveraron ayer en esta capital que Latinoamérica tienen un gran futuro, pero se debe encarar la imagen violenta que difunde Estados Unidos, y para ello debe cambiar la conciencia de la clase política e impulsar la unidad de los países sudamericanos”.
El alcalde de Pinamar, Argentina, Martín Yeza, aseveró que las crisis institucionales tienen consecuencias económicas y el problema de narcotráfico debe combatirse desde las alcaldías hasta el presidente de la nación; “no pueden ser prósperos con corrupción, con gente que le da lo mismo y con la apatía”.
Por su parte, Moisés Salces Lozano, alcalde de San Ignacio de Velasco, en Bolivia, recalcó que la conciencia de los políticos debe entrar en un proceso de cambio, sean honestos o corruptos, los procesos de transformación empiezan con el ser humano, por ello “hay que limpiar los distintos niveles de gobierno de esos funcionarios que bloquean el trabajo responsable y honesto”.
Al respecto, José Manuel Arellano, alcalde de Padre Hurtado, región metropolitana de Chile, aseveró que las diversas instituciones que tienen poder esconden muchas cosas y para ello se deben fomentar normas claras, sanciones duras y organismos que supervisen y fiscalicen el cumplimiento de las mismas. “Si ello se logra se construirá un mejor país hacia el futuro”.
En otro orden, Horacio Alvarado Bogantes, alcalde de Belén, Costa Rica, aseveró que su país se encuentra en contra de las políticas migratorias de los Estados Unidos.
Y finalmente, Javier Muñoz Riquelme, alcalde de Curicó, Chile, señaló que no puede dejarse a un lado que todos los países se han construido gracias a la llegada de personas procedentes de otras naciones, por lo que debe desaparecer la visión caótica y desproporcionada de los EUA en materia de migración.

¡Participa con tu opinión!