Por: José Carlos Romo Romo

Estimado lector, acabamos de pasar la fiesta de Navidad, así que en nuestras mentes y nuestros corazones no puede ni debe haber ninguna idea o sentimiento extraño a esta fecha universalmente celebrada, con tan alto sentido religioso (para los que así lo creemos) y, sobre todo, motivo de armonía y unión familiar. Por tal motivo y ante la inminente llegada del año 2015, quisiera compartir con Usted, al igual que el año pasado, diez pensamientos con lo que sinceramente le deseo, a Usted y a nuestro país, para el año venidero:

1) Desearía que todos los integrantes de su familia gozaran de cabal salud, que es el elemento de la condición humana fundamental para estar en aptitud de luchar por todos nuestros anhelos e ilusiones.

2) Desearía que su familia se mantuviera unida en torno al amor, la comprensión y la solidaridad, pese a las pruebas que se pudiesen presentar en el camino.

3) Desearía que sus amigos permanecieran cercanos a Usted y así continuar gozando de su compañía, su consejo y su aliento para seguir adelante en sus metas y proyectos personales.

4) Desearía que Usted siguiera contando con un empleo o actividad que le permita sentirse útil socialmente hablando y de ahí poder obtener el ingreso necesario para darle a su familia la vida digna y decorosa que se merece. Y si eventualmente no contase con ese empleo o actividad, desearía que tuviese la oportunidad de reincorporarse al sector productivo y demostrar lo que puede aportarle a nuestra sociedad con su esfuerzo y capacidad.

5) Desearía que Usted pudiera cumplir sus sueños y aspiraciones, pero no sólo porque las circunstancias le beneficiaron, sino porque su empeño y tenacidad le permitieron lograr, por mérito propio, lo que se propuso.

6) Desearía que Usted se volviera más sensible y comprometido con las carencias y necesidades de las demás personas con las que convive o interactúa. Todos, en la medida de nuestras posibilidades, podemos y debemos ayudar a nuestros prójimos para superar las situaciones complejas por las que pasan en ese momento.

7) Desearía que la violencia que provoca tanto dolor y terror en nuestras calles y hogares cese definitivamente ante el reclamo y afán de una sociedad que quiere vivir en paz y cordialidad.

8) Desearía que la ignorancia y la discriminación que afectan a muchos seres humanos, quedaran en los anales de la historia, que viviéramos en una sociedad más justa, democrática y equitativa.

9) Desearía que la lucha por el control del Poder Legislativo Federal, que habrá de darse en nuestro país debido a los comicios electorales del próximo año, se produzca en condiciones de tranquilidad, legalidad y civilidad.

10) Desearía que Usted y yo realmente pudiéramos contribuir a cambiar al mundo en el que actualmente vivimos, para heredarle a nuestros hijos y seres queridos uno en el que puedan disfrutar plenamente de las cosas más bellas de la vida, como son el amor, la amistad y la felicidad.

Espero confiadamente en que todos estos anhelos se verán materializados próximamente, por lo que le deseo a Usted y su familia un año 2015 lleno de bendiciones, alegrías y satisfacciones.

Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura y atención durante todo este año 2014 que concluye. Lo espero, una vez más, el próximo sábado.

Correo electrónico: [email protected]

Twitter: @josecarlos_romo

¡Participa con tu opinión!