Diego, de 19 años de edad, se fue de compras sin escatimar gastos, pero lo hacía con tarjeta bancaria robada. Ya se veía festejando prematuramente la Navidad y estrenando pero… lo descubrieron, por lo que además de quedarse sin tenis, enfrenta problemas legales, al ser presentado ante el agente del Ministerio Público.
Minutos antes de las 21:00 horas de ayer, elementos del Grupo Ciclopolicías realizaban sus recorridos sobre el andador Pasaje Ortega, cuando fueron interceptados por personal de una tienda, dedicada a la venta de tenis y gorras, quienes señalaron que, minutos antes, un individuo había intentado hacer el pago de una compra con una tarjeta que no parecía ser de su propiedad.
De inmediato, los uniformados procedieron a localizar al señalado, a quien ubicaron metros adelante. A quien se identificó con el nombre de Diego, se le realizó una revisión preventiva en la que le encontraron una tarjeta bancaria, además de una credencial oficial de otra persona.
Además, se logró conocer que el ahora detenido ya había realizado, por la mañana, una compra con el mismo mecanismo, por el orden de los 1 mil 290 pesos y, posteriormente, intentó hacerlo por la noche, adquiriendo unos tenis cuyo valor superaba los 3 mil 100 mil pesos.
Fue así como personal del negocio se percató que la credencial de elector no coincidía con su fisonomía, motivo por el que solicitaron la intervención de los policías municipales. El detenido fue trasladado ante el agente del Ministerio Público del fuero común, junto con los tickets, la tarjeta bancaria robada y una credencial de elector.