Una juez federal determinó descongelar momentáneamente dos cuentas bancarias del futbolista Rafael Márquez, las cuales habían sido inmovilizadas desde que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo incluyó en la lista de personas designadas por presuntos vínculos con el narcotráfico.

Luz María Ortega Tlapa, juez Octavo de Distrito en amparo de esta Ciudad, suspendió provisionalmente el aseguramiento de las dos cuentas bancarias de las compañías Pro Sport S.A de C.V y Grupo Terapéutico Homaral S.A de C.V ordenado por la PGR.

“La juez nos concedió la suspensión provisional para el efecto de que las empresas dispongan del dinero necesario para su funcionamiento y operación”, dijo José Luis Nassar Peters, abogado del futbolista.

La suspensión fue concedida en los amparos 742 y 743-2017, los cuales recién fueron admitidos por la juzgadora debido a que hace casi un mes, cuando fueron presentadas las demandas no incluían la documentación que certificara que las empresas eran titulares de las cuentas bancarias aseguradas.

La PGR puede presentar una queja ante el tribunal colegiado para revertir la decisión de la juez, sin embargo, las empresas de Márquez podrán disponer del dinero de sus cuentas desde el momento en que sean notificadas las instituciones bancarias.

Los bancos donde las compañías tienen sus cuentas son Banorte y Banbajío.

En agosto pasado la Oficina de Control de Bienes de extranjeros del Departamento del Tesoro instruyó congelar todos los activos financieros del jugador del Atlas en territorio estadounidense y prohibió a todas las empresas de ese país hacer negocios con el futbolista y sus compañías.

Según la autoridad estadounidense, el jugador tiene vínculos con Raúl Flores Hernández ‘El Tío’, un narcotraficante vinculado al Cartel de Jalisco Nueva Generación.