Sonia del Valle
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 1-Mar.- Las universidades mexicanas no tienen capacidad para recibir a los dreamers que sean deportados de Estados Unidos, advirtieron ayer Enrique Graue, Rector de la UNAM, y Enrique Fernández Fassnacht, director del Instituto Politécnico Nacional.
“Lo que se nos viene es muy serio, pues podrían expulsar a una cantidad considerable de jóvenes. Podríamos tener de repente a 400 mil aquí, en México, que requerirían alguna forma de continuar sus estudios y en las instituciones no tenemos, hay que decirlo con toda claridad, espacio para recibirlos”, alertó Grauer.
Incluso, dijo Fernández Fassnacht al participar en el “Diálogo entre Rectores: La Educación hacia el Futuro”, ni tomando en cuenta al conjunto de universidades públicas del País se podría atender a todos ellos.
Grauer aseguró que las instituciones de educación superior podrían enfrentar una situación de emergencia ante las eventuales deportaciones, pues se estima que en EU, en el programa de Acción Diferida para los Llegados en Infancia (DACA), hay unos 600 mil jóvenes, y 60 por ciento son de origen mexicano.