El hombre que había sido detenido por policías preventivos del Destacamento “Morelos”, debido a que supuestamente había intentado raptar a un niño de 4 años, fue dejado en completa libertad por parte de la Fiscalía General del Estado.
Y es que tras realizarse exhaustivas investigaciones por parte de agentes de la PME, se descartó que dicha persona hubiera intentado secuestrar al pequeñito y que todo se originó por una psicosis colectiva provocada por falsas informaciones que han surgido a través de redes sociales.
Fue así que el agente del Ministerio Público del Centro de Justicia para Mujeres de la FGE, determinó dejar en absoluta libertad al hombre identificado como Roberto, de 46 años, al no existir elementos para llevarlo a audiencia e imputarle el delito de sustracción de menores e incapaces.
Las investigaciones realizadas por agentes de la PME revelaron que el martes por la noche, una joven identificada como Jennifer Alery, de 18 años, acudió a una tienda de abarrotes ubicada en el fraccionamiento J. Gómez Portugal, siendo acompañada por su sobrino de 4 años.
Repentinamente la joven se descuidó y el niño se salió de la tienda y debido a que iba a cruzar sin precaución una avenida, Roberto, que en esos momentos pasaba por el lugar, lo interceptó para evitar que lo fueran atropellar.
En ese momento la adolescente se dio cuenta de que el desconocido tenía sujetado a su sobrino, por lo que al presumir que intentaban raptarlo, se asustó y provocó la confusión.