Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Reunido con diputados y senadores de Morena, PT y PES, el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, prometió ayer que no habrá gasolinazos en su administración ni subirán el gas, el diésel y las tarifas eléctricas ni habrá aumentos a impuestos.
“En poco tiempo los diputados van a tener en sus manos el proyecto de Presupuesto. Les adelanto la Ley de Ingresos: no va a haber aumentos de impuestos en términos reales, impuestos nuevos. No va a haber gasolinazos. No van a aumentar en términos reales la luz, el gas, el diésel, las gasolinas”, dijo.
Después de que los coordinadores parlamentarios de Morena, el diputado Mario Delgado y el senador Ricardo Monreal, enunciaran las iniciativas que se procesarán a partir de la próxima semana, el tabasqueño anunció que el proyecto para derogar la reforma educativa correrá a cargo del Gobierno.
“Le tienen que dejar algo al Ejecutivo”, dijo, y anunció su intención de asestar una “cachetada con guante blanco a la política neoliberal” para que no haya más aumentos al salario mínimo por debajo de la inflación.
López Obrador reiteró su promesa de otorgar diez millones de becas para estudiantes.
“Se va a apoyar mucho a la gente. Lo que se va a destinar al bienestar del pueblo es lo que nunca se ha destinado en toda la historia: le vamos a dar atención a todos, pero le vamos a dar preferencia a los pobres”, ofreció.
El mandatario electo aseguró además que ya no habrá una partida de “moches” entre los diputados, y encargó a los legisladores su colaboración para empujar las iniciativas que, dijo, darán pie a la cuarta transformación.
Los proyectos de ley abarcan la Ley de Administración Pública Federal para crear la Secretaría de Seguridad Pública Ciudadana y la Secretaría del Bienestar, entre otros.