Staff
Agencia Reforma

CDMX.-El ex líder del PRI Manlio Fabio Beltrones se deslindó del desfalco al gobierno de Chihuahua y descalificó a los testigos de la Fiscalía que denunciaron las supuestas transferencias de recursos a campañas del tricolor.
“Se está cometiendo un daño moral deliberado por las autoridades del Estado de Chihuahua, en busca de notoriedad política o de condenas mediáticas que no caben ya en nuestro sistema jurídico”, expresó ayer en un comunicado.
“Delincuentes que reciben pagos o canonjías a cambio de decir lo que quieren que digan, no son prueba plena ante los tribunales”, señaló.
Dijo que como líder de un partido político, carece de facultades para disponer de recursos federales.