Staff
Agencia Reforma

SAN LUIS POTOSÍ, SLP.-La violencia noqueó a la Liga MX.
Tambos, palos, tubos y monedas fueron utilizados como proyectiles durante la pelea entre seguidores del Atlético San Luis y Querétaro, que puso en riesgo la vida de los asistentes y que obligó a la suspensión del partido, al 85′ y cuando los Gallos ganaban 2-0 en el Estadio Alfonso Lastras.
Las escenas fueron dramáticas. Una persona fue agredida hasta por 10 seguidores de los Gallos. Se multiplicaron las imágenes de rostros y cuerpos ensangrentados y algunas, incluso, inconscientes.
De acuerdo con el Sol de San Luis Potosí, había al menos 33 heridos.
Algunos seguidores del San Luis que bajaron a la cancha incluso buscaron agredir a los futbolistas de Gallos.
Mientras los padres de familia huían y varios niños lloraban desconsolados, en las gradas la pelea se extendió más de 15 minutos.
La pelea habría continuado a las afueras del estadio, de acuerdo con imágenes difundidas en redes sociales.
Históricamente, las aficiones de estos equipos han tenido roces violentos. Las autoridades ya sabían que era un partido de alto riesgo, aunque se limitaron a hacer llamados al orden vía redes sociales.
La Liga MX exigió a las autoridades policiacas actuar con todo el rigor de la ley, al Atlético San Luis a denunciar todos los hechos, y a la FMF una investigación para imponer las sanciones conforme a reglamento.
El Alfonso Lastras podría ser vetado, de entrada, para el partido del 29 de octubre contra el América.