A partir de este ejercicio 2020, el Servicio de Alumbrado Público sustituyó al tradicional DAP, el cual está siendo cobrado por la Comisión Federal de Electricidad y se tiene proyectada una recaudación aproximada de 140 millones de pesos a favor de las arcas municipales de Aguascalientes, informó el secretario de Finanzas capitalino, Alfredo Martín Cervantes García.

El Derecho de Alumbrado Público se cobra ahora con un servicio, luego de que este cambio fue autorizado por el Congreso del Estado, y en su momento se firmó un convenio con la CFE para que cobre ese recurso que le pertenece al Ayuntamiento de Aguascalientes.

“Estas modificaciones hacia el SAP no desaparecerán los procesos jurídicos que año tras año presentan las empresas establecidas en el Municipio de Aguascalientes, las cuales disfrutan del Servicio de Alumbrado Público. Y cada uno de los recursos será atendido conforme a la normatividad vigente”, señaló.

Comentó que la obligación del ciudadano es participar en el gasto público como lo es el Servicio de Alumbrado Público, por ello existía hasta el 2019 como un derecho, pero ahora sólo se transformó el nombre a servicio y se continúa cobrando el 10%.

“Durante el ejercicio 2019, el Municipio de Aguascalientes devolvió a particulares la cifra aproximada de 40 millones de pesos, pero la recaudación final ascendió a casi 140 millones de pesos”, detalló el tesorero Alfredo Martín Cervantes.

En años anteriores, la devolución oscilaba en los 25 millones de pesos producto de las demandas jurídicas por parte de las empresas inconformes con pagar por el Servicio de Alumbrado Público.

Finalmente, puntualizó que de acuerdo a las cuentas del Impuesto Predial, la población aguascalentense que debe estar aportando al Servicio de Alumbrado Público suman alrededor de 330 mil, todos los que consumen energía eléctrica y entre ellos se encuentran comercios, empresas, industrias, viviendas, deben contribuir con el SAP.