Eliminar el Impuesto Sobre la Renta para los trabajadores que perciben diez mil pesos o menos al mes, es excelente como propuesta, lástima que venga de un legislador que no lo puede hacer solo.

Así lo señaló el presidente de la Comisión Laboral de Coparmex Aguascalientes, Juventino Romero de la Torre, al señalar que la reducción de cargas impositivas es una apuesta permanente, desde hace años, especialmente para favorecer los sectores que menos ingresos tienen.

“Es una forma de fortalecer su poder adquisitivo porque reciben más dinero, tienen para comprar más cosas y eso genera más economía; no obstante, es un ofrecimiento como tantos otros que hacen los legisladores y que a final de cuentas difícilmente podrán cumplir”.

En ese contexto, dijo que lejos de pensar en un alza salarial por decreto o, peor aun, en el planteamiento de bajar los salarios de los que más ganan, el esfuerzo debe ser por la productividad y el alza de los ingresos de los que menos perciben.

Al respecto, Romero de la Torre recordó que Coparmex está pugnando actualmente por el establecimiento de un salario mínimo equivalente a 103 pesos, y sólo como una forma de ir acercando este tope mínimo al cumplimiento paulatino de los requisitos legales previstos.

“Es decir, actualmente el salario mínimo no los cumple porque la ley dicta que es la cantidad menor que debe percibir un jefe de familiar para satisfacer sus necesidades en el orden social, cultural y material, así como proveer la educación obligatoria de los hijos”.

Es un esquema que de ninguna manera se cumple con el actual salario mínimo e incluso elevándolo a los 103 pesos no se cubrirá todo eso que de hecho “sería emocionante lograrlo”, pero sí tendrán que darse los pasos para hacer más y con ello poder ganar más.

Desde luego es pensar en elevar el ingreso mínimo, pero no por decreto ni estableciendo porcentajes parejos que no aplican igual al vendedor de comida que le paga a un empleado, que a una empresa con millones de dólares de utilidades anuales que cubre la nómina de sus obreros.

“El panorama no es igual y por lo tanto deberá darse dependiendo de las empresas, de las entidades y también pensando con seriedad en la exención impositiva para ese segmento de trabajadores”.