Leonardo Aguilar

Las Chivas de Guadalajara han levantado polémica en los últimos días debido los problemas que se han generado con su jugador Oswaldo Alanís. La directiva rojiblanca no tiene otra idea más que generar dinero con el futbolista mexicano, pero el jugador mantiene su posición de querer seguir en el equipo.
Días pasados se había dado la noticia de que Alanís no viajó con el equipo para empezar con los entrenamientos de cara al Clausura 2018, hecho que sonó mucho en el fútbol mexicano en lo que aparentaba ser un castigo y un intento de venta o cesión del mexicano.
Todo empeoró cuando Oswaldo comentó que su intención era continuar con el rebaño sagrado, hecho que también se complementó con las declaraciones de Almeyda mencionando que sí tiene en sus planes a Alanís, por lo que el problema principal era con la directiva del club.
El equipo de Guadalajara no tiene en mente continuar con Alanís, ya que se planea generar ingresos con él sin escuchar la palabra del futbolista, todo esto generó incluso que la Asociación Mexicana de Futbolistas (AMF) mostrara su apoyo total hacia el jugador de Morelia.
Ahora, la directiva tiene que afrontar el problema de su jugador y todo el daño que se ha generado a la imagen del club y de la institución; se espera que en los próximos días se llegue a un acuerdo con el futbolista para cambiar de equipo, que según varios rumores, encontraría juego en el viejo continente, porque según los dirigentes de Chivas, Alanís ya no formaría parte del equipo para el próximo año.