Martín Aquino
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 27-Sep.- Prometió austeridad y viajar en vuelos comerciales, pero el Gobernador de Colima, el priista Ignacio Peralta, ha gastado -en 15 meses- más de 13.7 millones de pesos en rentar aeronaves.
Los viajes han sido para acudir, por ejemplo, a informes y toma de protesta de Mandatarios estatales.
Un reporte del Ejecutivo obtenido por Grupo REFORMA sobre arrendamientos hechos por la oficina de Peralta muestra que, de mayo de 2016 a julio de 2017, el Gobernador, que asumió el cargo el 11 de febrero de 2016, usó 68 aeronaves privadas, 4.5 por mes.
Al argumentar asuntos de seguridad, el Gobierno estatal rechazó dar el nombre de la empresa a la que le renta las aeronaves y los modelos de éstas.
El 22 julio de 2016, el Gobernador anunció que vendería el avión King Air B200 del Estado, adquirido en 2006 por 4.5 millones de dólares, para “ahorrar” ante la quiebra de la entidad por la deuda de más de 3 mil millones de pesos.
La transacción se concretó el 15 de septiembre de ese año por 41 millones 176 mil pesos.
“Vendimos el avión por razones de austeridad y, bueno, pues estoy usando mayoritariamente vuelos comerciales”, declaró el Mandatario el 7 de septiembre de este año.
Además de la renta de aviones, el informe revela que entre abril de 2016 y julio de 2017, Peralta usó también 72 vuelos comerciales que representaron una erogación de 298 mil 269 pesos.