En una finca en construcción ubicada por la carretera estatal No. 77 y casi entronque con la carretera estatal No. 110, en el poblado de Los Arellano, se suicidó un guardia de seguridad que estaba deprimido tras haber sido despedido de su trabajo.
El hallazgo fue realizado el sábado a las 14:43 horas, por otro vigilante de la misma empresa de seguridad privada con razón social “SEAL”.
El suicida fue identificado como Alfonso Roberto, de 45 años. Esta persona se ahorcó en el baño de dicha finca campestre.
Hasta el lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Morelos” y la ambulancia AGS-010 de Cruz Roja, cuyos paramédicos sólo se concretaron en certificar la muerte de esta persona.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes se trasladaron al lugar de los hechos los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.