Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Un futbolista de la Sub-20 de los Tiburones Rojos de Veracruz habría sufrido abuso sexual de parte de un supuesto promotor, reveló ayer el columnista Ignacio Suárez.
Según el periodista, el jugador de 18 años, a quien llama Bernardo N, sufrió acoso y abuso de parte de Ángel Fuentes, presunto representante que lo llevó hasta el equipo jarocho, por lo que la familia del futbolista realizó una denuncia con número NUC 12-2018-17366.
El Veracruz emitió un comunicado en el que explicó que el dueño del equipo, Fidel Kuri Grajales, habló con la familia del futbolista para brindarle todo el apoyo.
Asimismo, se informó que René Isidoro García, técnico de la Sub-20 de los Tiburones Rojos, y su auxiliar Carlos Cazarín, fueron separados de sus puestos hasta que se resuelva la situación.
Si bien ellos no son señalados como los causantes del acoso y abuso, Fuentes habría utilizado la relación con ellos para cometer el delito.
“No permitiré que manchen mi nombre y trayectoria. Que se llegue hasta las últimas consecuencias…. en mi trayectoria como auxiliar y entrenador jamás en la vida he estado involucrado en algún tipo de problema legal y menos de este tipo”, dijo García al mismo periodista.
En el comunicado, la directiva de los escualos negó tener relación alguna con Fuentes.
“Hablé con ellos, con René Isidoro, con José Luis González China, director de fuerzas básicas, y me manifiestan que sí saben quién es, pero en ese sentido de representar jugadores o de llevar jugadores, no de otra manera”, dijo a Grupo REFORMA.
El joven de 18 años, quien se dio a conocer en la cantera del Pachuca hace tres años, ya no entrenó desde la semana pasada.
El periodista Ignacio Suárez reveló anoche que le llegaron evidencias de más jugadores de la Sub-20 jarocha que habrían sufrido acoso o abuso del mismo representante.